El Instituto de España, la institución que reúne a las Reales Academias de ámbito nacional ha emitido un comunicado en que bajo el título Manifiesto sobre la situación actual de la investigación científica en España apela a que nuestro país apueste por la innovación con mensajes que denuncia la irrelevancia de la ciencia y la investigación en la agenda política. Entre sus recomendaciones la primera y más clara: “Crear un ministerio de ciencia con un ministro que sea influyente en el gabinete y firme promotor de la investigación”.  Una demanda que justifican porque “en España un ministerio de ciencia y tecnología, caso insólito en la UE, así como la escasa influencia que han tenido los ministros del ramo cuando los ha habido en época reciente”.

la inversión en I+D en España es del 1,2% del PIB, “lejos de la media europea de un 2%”

“Ya nadie discute que la innovación tecnológica es un motor esencial de la economía de los países más avanzados. Dicha innovación se fundamenta en el progreso científico, el cual requiere un sistema de investigación vigoroso. En la última década, el sistema de investigación español se ha deteriorado, aunque los efectos más negativos aún no se hayan detectado. La crisis económica que comenzó hace diez años afectó a todos los países europeos pero la respuesta a la misma fue distinta. Así como Alemania, Francia y el Reino Unido, entre otros, aumentaron de manera notable su inversión en I+D (hacia el 40%), España es uno de los pocos países de la UE que no sólo no la incrementó, sino que la redujo un 10% respecto a la que tenía hace diez años,” señala el manifiesto.

El texto del manifiesto recuerda que la inversión en I+D en España es del 1,2% del PIB, “lejos de la media europea de un 2%”. Para esta institución “la pérdida de posición en ciencia y tecnología supone una importante disminución en la capacidad de modificar el modelo productivo y en la relevancia económica del país de cara al futuro”.

Más inversión privada

El Instituto de España no se limita a reclamar más inversión pública, también demanda que la investigación salga de la universidad. ” La escasa inversión, siendo importante, no es el único problema de la investigación en España. La mayor parte de ésta se desarrolla en el sector público, concretamente en la universidad. Para relanzar la I+D en España, es necesario reformar la universidad y concretamente, el sistema universitario de investigación”. Sobre ésta apunta a que es necesario mejorar la calidad del profesorado, una mejora que señala “probablemente esté ligada a un cambio en la gobernanza de las universidades”.

Estas son las recomendaciones del Instituto de España

  1. Crear un ministerio de ciencia con un ministro que sea influyente en el gabinete y firme promotor de la investigación.
  2. Incrementar la financiación en I+D, a la vez que se evalúa la ciencia actual con criterios objetivos que valoren la repercusión social y científica de los resultados.
  3. Facilitar el aumento de la I+D privada con mecanismos probados que ya funcionan en otros países.
  4. Incrementar el capital humano externo y de alta calidad en las universidades, mejorando su gobernanza y facilitando la reincorporación de científicos españoles en el extranjero.
  5. Promover acciones que fomenten la visibilidad de la ciencia en la sociedad. La Junta Rectora del Instituto de España 24 de abril de 2018.