Astronomía | Inteligencia artificial & Ciencia Biología en el espacio

Nace una planta de algodón en la cara oculta de la Luna

La sonda china Chang'e 4 envió también patatas, moscas y gusanos

logo
Nace una planta de algodón en la cara oculta de la Luna
Brote de algodón en la Luna

Brote de algodón en la Luna CNSA

Resumen:

Una semilla de algodón, llevada a la Luna por la sonda china Chang’e-4, ha sido la primera en brotar en el satélite natural de la Tierra, según científicos de un miniexperimento de biosfera a bordo de la misión. Después de realizar el primer aterrizaje en la cara oculta de la Luna, la misión Chang’e-4 de China se ha convertido también en pionera en el primer mini experimento de biosfera en la Luna, informa Xinhua.

Las imágenes enviadas por la sonda, que se han difundido en cadenas chinas de televisión, mostraron que un brote de algodón había crecido bien, aunque no se encontraron otras plantas creciendo.

La sonda Chang’e-4 transportó en un contenedor sellado semillas de algodón, colza, patata y Arabidopsis, así como huevos de mosca de la fruta y algunas levaduras, para formar una minibiosfera simple, según un equipo liderado por científicos de la Universidad de Chongqing.

Los científicos de la Universidad de Chongqing, que diseñaron el experimento “mini biosfera lunar”, enviaron un contenedor con forma de cubo de 18 cm que contenía aire, agua y suelo fértil. Está equipado con un pequeño sistema de control para mantener el interior a unos 25 grados centígrados. Por ahora no ha germinado nada más. La idea es crear un microecosistema completo.

En la Estación Espacial Internacional es habitual cultuvar plantas, pero nunca se había hecho en la Luna, pese a que las misiones Apolo llevaron semillas allí, que volvieron,tal cual viajaron, a la Tierra. De aquellas nacieron árboles, hoy repartidos por medio mundo. España también ha puesto el foco en el desarrollo de plantas espaciales.

En la Luna, los vegetales generarían oxígeno y alimento para que otros seres vivos lo usen para vivir. La mosca Drosophila melanogaster, como consumidora, y la levadura, como descomponedora, generarían dióxido de carbono al usar el oxígeno para la fotosíntesis de las plantas. Además, la levadura puede descomponer los residuos de plantas y también puede servir como alimento de las moscas.

Con este círculo, se forma una mini biosfera compuesta por productores, consumidores y descomponedores. De cara a misiones humanas, la patata puede servir de alimento. El algodón, de materia prima textil. La colza, como biocombustible.