La lluvia, el viento y los fenómenos costeros pondrán en riesgo este viernes a Galicia, Asturias y Cantabria, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, las precipitaciones dejarán de 15 litros por metro cuadrado en una hora a 40 litros por metro cuadrado en 12 horas en La Coruña y Pontevedra; mientras, el viento soplará con rachas de hasta 90 kilómetros por hora en La Coruña, Lugo y Asturias y de hasta 80 kilómetros por hora en Pontevedra y Orense y Cantabria.

Los fenómenos costeros afectarán también a estas comunidades autónomas y, en concreto, La Coruña tendrá aviso amarillo por viento del sur o el suroeste que soplará con fuerza 7 y que dará lugar a mar combinada del oeste y aumentará a 4 metros. En Pontevedra y Lugo el aviso, también amarillo, se debe a la previsión de viento del sur o suroeste ocasionalmente con fuerza 7.

En general, la AEMET prevé que este viernes esté marcado por el viento fuerte o con intervalos de fuerte en Galicia y Asturias y por las precipitaciones, que serán localmente fuertes o persistentes en el oeste de Galicia, al tiempo que seguirán las nieblas extensas en la meseta sur y en el bajo Guadalquivir.

En concreto, en el Cantábrico oriental y Pirineos un frente poco activo que se retira hacia el este y dejará cielos nubosos o cubiertos y precipitaciones débiles que, sin embargo cesarán pronto.

En la mitad noroeste peninsular predominarán también los cielos nubosos o cubiertos, con precipitaciones débiles en el oeste de Galicia que se intensificarán hasta ser localmente fuertes o persistentes al final del día, cuando se espera la llegada de la ‘Justine’.

Las precipitaciones serán menos intensas y probables y podrían extenderse hasta el Cantábrico central, la mitad noroeste de la meseta Norte y el norte de Extremadura. En la mitad sureste de la Península y en Baleares predominarán los cielos poco nubosos o con intervalos de nubes altas. En Canarias se esperan cielos pocos nubosos, con algún intervalo nuboso en el norte de las islas montañosas.

Las nubes bajas y las nieblas matinales afectarán en la meseta sur, en el bajo Guadalquivir y el norte de la meseta norte.

En cuanto a las temperaturas máximas, la AEMET prevé que tengan pocos cambios excepto en Pirineos, sistema Ibérico, sur de la meseta Norte y cuadrante suroeste peninsular, donde bajarán. En las temperaturas mínimas tampoco se esperan cambios significativos.

De este modo, las temperaturas se mantendrán más altas de lo normal para la época y se pueden alcanzar los 26 o 27 grados centígrados en puntos del Mediterráneo y acercarse a los 30ºC en el interior del sureste peninsular. Solo se esperan heladas en Pirineos.

Finalmente, el viento de componente oeste en la Península y Baleares, arreciando a fuerte o con intervalos de fuerte en Galicia, Asturias y área de Alborán. En Canarias predominarán los vientos alisios débiles.