Ciencia y Tecnología

Por qué entra en erupción un volcán

Imagen del Volcán de La Palma en plena erupción y una persona tomando fotografías del momento

19 Septiembre 2021 La Palma, España Europa Press

La erupción volcánica que se inició ayer en la isla de La Palma es, sin duda, una erupción histórica más de las que se han ido sucediendo en el archipiélago canario. Hace 50 años, en octubre de 1971, se produjo la última erupción en La Palma con el Teneguía. Desde entonces, la actividad sismo volcánica había permanecido tranquila hasta que se reactivó en el año 2017.

Las causas que provocan la erupción de un volcán

Para saber por qué entra en erupción un volcán, primero hay que saber de qué se compone y qué es un volcán. Se trata de una formación puntiaguda que se crea mediante un proceso geológico y que se caracteriza principalmente porque expulsa material rocoso fundido y gases desde el interior de la Tierra (erupción volcánica).

Lava en una erupción volcánica
Erupción Volcánica CC

Es sabido que la mayoría de los volcanes permanecen inactivos durante décadas (como el Teide, Tenerife), por eso la mayor duda es por qué los volcanes entran en erupción de forma repentina.

La causa se debe a la acumulación de magma en la base del edificio volcánico, el cual proviene del manto terrestre, generado en una zona que se llama astenosera y que se localiza a unas decenas de kilómetros de profundidad. Cuando el magma se acumula en cantidad suficiente, tiende a ascender hacia zonas más superficiales, lo que crea fracturas ya presentes en la roca o creadas por él mismo. Una vez ascienda, generará una sobrepresión que deformará las rocas de su alrededor, lo que incrementará la sismicidad y la deformación del suelo.

¿Cómo se anticipa la erupción de un volcán?

Al abrirse fracturas también se liberan gases procedentes del magma y así es cómo se conoce que un volcán se prepara para una nueva erupción. En este caso, se trata de una erupción de tipo estromboliano, iniciada a través de una fractura y con emisión de lavas, piroclastos y gases, y cuya duración puede variar, por lo general, de unas pocas semanas a unos pocos meses.

Según el Instituto Geográfico Nacional (IGN), esta situación puede darse de dos formas: una es cuando el magma llega directamente desde la zona de generación (a 70 o 100 km de profundidad) y asciende por fracturas abiertas durante las distintas fases de la corteza. La otra forma en la que puede darse la erupción es cuando el magma asciende después de haber reposado en cámaras magmáticas. Ahí intervienen procesos diferentes -la desgasificación, las mezclas de diferentes magmas, el calentamiento del magma en el interior de la Tierra o la actividad tectónica-, que provocan el inicio de la erupción.

¿Qué es el magma?

Llamamos magma a las masas de rocas fundidas del interior de la Tierra, compuestas por una mezcla de líquidos volátiles y sólidos. Cuando el magma está frío, sus componentes se cristalizan y forman rocas ígneas o magmáticas, que son de dos tipos: las más conocidas son las rocas volcánicas, que se producen al enfriarse después de que el magma ascienda a la superficie y se convierta en lava, pero si el magma se cristaliza en el interior de la Tierra, se forman las denominadas rocas plutónicas.

Te puede interesar

Comentar ()