Ciencia y Tecnología

El Instituto de Coordenadas denuncia la inequidad y retraso en el acceso a la innovación oncológica en España

El Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada

El Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada

El Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada denunció este jueves que existe “una falta de equidad y un considerable retraso en relación con el acceso a la innovación oncológica en España”.

“A pesar de que a nivel nacional e internacional la innovación terapéutica ha experimentado grandes progresos en las últimas décadas, el acceso a los fármacos de vanguardia, así como las desigualdades entre territorios, se han convertido en las principales barreras para los pacientes oncológicos; pero también genera frustración a los profesionales sanitarios que, día tras día, se relacionan con ellos y siguen de cerca su enfermedad», señaló la entidad.

El vicepresidente ejecutivo del Instituto Coordenadas, Jesús Sánchez Lambás, manifestó que «los especialistas son conocedores de primera mano de que el factor tiempo es esencial para lograr los mejores resultados, cuando recibe el paciente la terapia adecuada a su enfermedad”.

El Instituto Coordenadas indicó que, “a pesar de que la supervivencia de los pacientes se ha duplicado en los últimos años y es probable que continúe creciendo, el cáncer es la segunda causa de muerte entre la población española”.

Destacó que se han experimentado importantes avances en el campo de la innovación de nuevas terapias y fármacos pero sostiene que los plazos para acceder a estas son muy elevados en comparación con otros países de nuestro entorno , “incluso entre comunidades autónomas”, a la hora de optar a ellas, “lo que hace que el retraso en el acceso a la aprobación y la falta de equidad sean dos de las principales barreras existentes en España”.

En base a los datos que aportó, se estima que en 2022 se registrarán 280.101 nuevos casos de cáncer en España, concretamente 160.066 en hombres y 120.035 en mujeres, siendo los más frecuentemente diagnosticados el colorrectal, mama, pulmón, próstata y vejiga urinaria, según el informe ‘Las cifras del cáncer en España 2022’ elaborado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

“Estas cifras colocan al cáncer como segunda causa de defunciones en nuestro país, donde existen decenas de fármacos a la espera de aprobación, a pesar de haber sido autorizados en otros países europeos. El reto no solo reside, por tanto, en dar una respuesta a los miles de pacientes oncológicos que hay en la actualidad, sino también a los del futuro, lo que exige urgentemente es modificar el procedimiento para que puedan acceder los pacientes de forma más rápida a una serie de innovaciones que les permitirían mejorar su supervivencia, tener una mayor calidad de vida y, en algunos casos, alcanzar la curación», dice el Instituto Coordenadas.

Nuevos fármacos

En este contexto, expone que cerca de la mitad de los nuevos fármacos que se aprueban en Europa “no llegan a España”, según el estudio realizado por Efpia, la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas, que manifiesta una considerable desigualdad entre los 39 países europeos analizados a la hora de incorporar terapias innovadoras. Ejemplo de ello, señala el Instituto Coordenadas, es que los pacientes del este y sur de Europa han de esperar hasta seis veces más que los de la zona norte y oeste para poder acceder a estos tratamientos.

El Ministerio de Sanidad, añade, «afirmaba poco después en el Parlamento que el procedimiento que se sigue en nuestro país se basa en “una evaluación previa, tanto en términos terapéuticos como económicos”. Una “evaluación objetiva y rigurosa de la evidencia científica disponible en aspectos fundamentales como son el beneficio clínico del medicamento y su coste-efectividad, para así poder sustentar la decisión en el valor que aporta el medicamento y su impacto presupuestario”.

En este sentido, Jesús Sánchez-Lambás defiende que muchas de las terapias “han modificado de forma considerable el curso de muchos tipos de cáncer, y a pesar de que puedan resultar en algunos casos costosas, la mejora que supone su aplicación en los pacientes justifica y compensa este gasto”.

Gran parte de estos tratamientos han demostrado en diversos ensayos clínicos buenos resultados para diferentes tipos de cánceres, afirma la entidad.

Incidencia

En España se detectan anualmente alrededor de 10.000 casos de linfomas, 6.000 de leucemias y 3.000 de mieloma múltiple, con un incremento paulatino de la supervivencia gracias al diagnóstico precoz debido al conocimiento de marcadores moleculares y dianas terapéuticas avanzadas.

El Instituto Coordenadas asevera que las CAR-T han marcado un antes y un después en el tratamiento de este tipo de cánceres de la sangre al lograr mejorar la tasa de supervivencia y la calidad de vida de los pacientes.

“Buenas noticias que suceden en paralelo a otras como que recientemente se ha duplicado el número de centros autorizados para administrar este tipo de terapias. Sin embargo, a pesar de todos los logros que se están consiguiendo, la burocracia sanitaria española está ralentizando -hasta incluso en 2 años- la autorización en nuestro país de fármacos que han demostrado eficacia y que ya han sido aprobados para su uso en Europa”, agrega.

Otras patologías, continúa, también lo tienen especialmente difícil, como es el caso del cáncer de pulmón, “donde fármacos para este tumor como atezolizumab -para uno de los subtipos de cáncer de pulmón más agresivos y difíciles de tratar-, tardó meses en estar disponible en España. Similar es el caso del cáncer colorrectal, en el que existen fármacos como la combinación de encorafenib + cetuximab, que cuenta con autorización de la EMA, pero en España no está financiado”.

Mientras, según la entidad, otros países tienen ya tratamientos autorizados para estas enfermedades, “en nuestro caso todavía ni se aprueba ni se financia, lo que deja en una situación de especial vulnerabilidad a miles de pacientes”.

“Pero quizá el caso más complejo y llamativo es del cáncer de mama metastásico”, asegura. “En España, alrededor del 30% de los cánceres diagnosticados en mujeres se originan en la mama y es la principal causa de muerte entre las que tienen 35 y 50 años. Si bien es cierto que, en líneas generales, es el de mayor supervivencia, existen algunos subtipos especialmente agresivos como los metastásicos, que suelen tener un pronóstico especialmente negativo”.

Sin embargo, afirma de que a pesar de que ya existen opciones terapéuticas que están autorizadas en Europa, no cuentan con aprobación en España. “Algunas como sacituzumab govitecán para el cáncer de mama triple negativo metastásico, trastuzumab deruxtecan para el cáncer de mama HER2+ metastásico, u olaparib para el cáncer de mama HER2- metastásico con mutación germinal de BRCA, tratamientos ya disponibles en otras países europeos cercanos como Francia o Italia», lamenta.

“La situación no solo afecta a los pacientes, también produce frustración entre los propios oncólogos, quienes se sienten frustrados al tener conocimiento de terapias que pueden cambiar la vida de sus pacientes y, sin embargo, no pueden administrarlas”, sentencia Jesús Sánchez-Lambás. Según el último informe de Epfia, en España los pacientes tan solo acceden a algo más de la mitad de los medicamentos autorizados en Europa en los últimos cuatro años y tardan más de 500 días en hacerlo, datos, no opiniones, que ponen de manifiesto la tendencia regresiva y cómo se ha agravado el problema del acceso de los enfermos a los nuevos fármacos.

Te puede interesar

Comentar ()