Pixabay

logo
¿Cuánto cuesta matar a 13.000 cotorras?

Animales

¿Cuánto cuesta matar a 13.000 cotorras?

El Ayuntamiento de Madrid invertirá tres millones para la erradicación de esta plaga.

En España se han asilvestrado dos especies de cotorras: la cotorra argentina, procedente de Sudamérica, y la cotorra de Kramer, que tiene su origen en el sur de Asia y el África subsahariana. Ambas están consideradas como dos de las especies más invasoras en todo el mundo. Esto es un problema real, ya que supone la segunda causa de extinción de otras especies y solo en la Unión Europea implica un gasto económico de unos 12.500 millones de euros anuales. España es el segundo país con mayor número de cotorras argentinas, con unos 20.000 ejemplares según datos de SEO/BirdLife. Hay presencia de cotorras en 15 comunidades autónomas, 27 provincias y 142 municipios. Pero el 65% están en la capital.

Madrid tiene 13.000 cotorras contabilizadas. El Ayuntamiento va a invertir tres millones de euros para poner fin a esta plaga, una decisión que ha creado controversia en la oposición por su elevado coste.

Las cotorras llegan, normalmente, importadas como aves de jaula, tanto de forma accidental como deliberada. Gran parte de estos ejemplares permanecen en el mundo natural, donde han encontrado refugio, alimento, un clima similar y, por tanto, la posibilidad de reproducirse. Debido a este problema, desde el año 2011 está prohibido el comercio y tenencia de estas dos especies. Ese año, el Gobierno español las incluyó en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras. De este modo, el Ejecutivo aprueba que suponen un daño para otras especies, los ecosistemas o actividades como la agricultura.

Aparecer en este catálogo obliga a las administraciones a que controlen la expansión y las poblaciones, extrayendo ejemplares del medio natural. En el caso de las cotorras, la solución llega demasiado tarde: «La población en Madrid es muy elevada, está repartida en cerca de tres mil nidos, en sitios muy complicados, lo que resulta costoso. Si hubieran puesto en marcha el plan de control cuando había cien cotorras, habrían terminado en un mes», ha explicado a El Independiente Juan Carlos del Moral, coordinador del área de ciencia ciudadana de Seo/Birdlife.

¿Es grave el impacto?

Las cotorras son transmisoras de enfermedades como la Psitacosis, una gripe muy fuerte en sus países de origen. Además, crean brotes en la flora cuando inician la floración y dificultan la foliación en los árboles caducifolios. En las ciudades «construyen nidos muy grandes que rompen ramas y secan árboles», explica del Moral. Las cotorras suponen una competencia para especies como los gorriones, a los que quitan las migas de pan y semillas.

Están ampliamente comprobados los daños a la agricultura, incluso en sus propios países de origen. En el caso de las cotorras de Kramer de Sevilla, también se han evidenciado impactos negativos sobre especies autóctonas. Al anidar en agujeros de árboles o edificaciones, compiten por esos escasos refugios y lo hacen de forma agresiva.

Cotorras mezcladas con palomas

Madrid, campo de batalla contra las cotorras

Por lo tanto, tomar medidas «era muy necesario, es una especie declarada exótica invasora y la ley exige controlarla. Era una obligación que estaban incumpliendo el Ayuntamiento de Madrid, y la Comunidad. Está declarada como tal y es un problema para la fauna, flora y el resto de las personas», avisa Juan Carlos del Moral.

Para del Moral, más que matar a una cotorra, lo que hay que hacer es «identificar el problema cuando la población es de cien ejemplares, para así capturarlas en un par de semanas sin necesidad de contrarar a cientos de técnicos. En tres meses puede que este plan cueste 15.000 euros en lugar de tres millones». Esto supondría que capturar a una cotorra cueste 150 euros.

El portavoz socialista en Medio Ambiente, Alfredo González, entiende que “no se puede dejar un tema tan serio como este a la declaración de una empresa a la que no se le va a poder controlar in situ. El Ayuntamiento es quien debe fijar los criterios”. De no hacerse así, es posible que la empresa elija el método más barato, aunque se incumpla la normativa ética de sacrificio animal.

Sin embargo, las instituciones llegan tarde. En Madrid hay cerca de 13.000 ejemplares.

El Ayuntamiento asegura que pretende capturar 11.000 de las 13.000 que hay en el municipio, por lo que el problema seguiría persistiendo. Sin embargo, si llegan a quedar dos mil ejemplares sería más manejable la situación. «Si las dejan, vuelve a crecer la población y habría que gastar de nuevo tres millones de euros», sentencia Juan Carlos del Moral.

En 2017, tuvo lugar en el Ayuntamiento una Mesa del Árbol en la que se planteó la esterilización de los huevos, una práctica que era «demasiado cara», sostiene Alfredo González. En ese debate, también se comentó que el coste por reducir la población iba a ser de 50 euros por ejemplar. Además, el portavoz asegura que el pasado mes de septiembre se calculó que el gasto iba a ser de 100.000 euros en lugar de tres millones.

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid ha facilitado a El Independiente información acerca de las cotorras invasoras y de cómo tratar este problema. La reducción de esta especie invasora comenzará en octubre y la duración de esta actuación será de 23 meses. En este tiempo, «se llevarán a cabo labores de captura de cotorras, el control de sus puestas, así como el apeo de nidos y retirada de restos, control biológico y veterinario, gestión de individuos capturados….», informan desde el Consistorio.

Comentar ()