Astronomía

Astronautas españoles; de León a la Luna: "En España hay mucho talento"

Los astronautas españoles Pablo Álvarez y Sara García.

Los astronautas españoles Pablo Álvarez y Sara García. ESA

Son los dos de León y los dos han evocado momentos de su niñez en esos pueblos tan deshabitados de la provincia donde podían contemplar el cielo estrellado sin la contaminación lumínica de las grandes ciudades. El ingeniero aeronáutico Pablo Álvarez Fernández (León, 1988) y la investigadora Sara García Alonso (León, 1989) son los nuevos astronautas españoles de la Agencia Espacial Europea (ESA), los primeros de nuestro país en treinta años. «Como a todos lo niños se pasó por la cabeza ser astronauta, a todos los niños les atrae el espacio», asegura Sara García. «Me pasaba los veranos mirando las constelación», cuenta Pablo Álvarez.

Han sido elegidos tras un duro proceso de selección. La ESA recibió 22.500 solicitudes de las que 1.340 llegaron desde España. «Es una satisfacción y un orgullo y al mismo tiempo mucha humildad porque tenían todos unos perfiles muy buenos, sabemos quienes se han quedado en el camino y son maravillosos. En España hay mucho talento», asegura la astronauta. «Hemos creado un grupo y estamos muy unidos, la calidad de las persona y su amor el espacio y el contenido de ese grupo es increíble y han surgido varias colaboraciones», añade Pablo Álvarez.

A Sara García su experiencia de 10 años en laboratorios como biotecnóloga especializada en cáncer le ha facilitado ser elegida. «La ESA buscaba todo tipo perfiles de ciencias, por eso me presenté. Tu background no importa tanto porque al astronauta hay que enseñarle todo», asegura la primera mujer astronauta española que reconoce que «ha sido un proceso duro».

Mucho de nuestro trabajo va a ser de divulgación

Sara García

Ella tiene menos posibilidades de volar al ser parte del nuevo cuerpo de reserva de astronautas de la ESA, por lo que de momento seguirá con su trabajo que compaginará como embajadora de la ESA. «Mucho de nuestro trabajo va a ser de divulgación», explica. En total la Agencia Espacial Europea ha elegido 17 astronautas, 5 de ellos de carrera, que podrán participar en las próximas misiones -entre los que está el español- y 12 de reserva entre los que está la española.

La ESA tiene un asiento en su misión tripulada a la Luna prevista para esta década con la NASA en el programa Artemis y ese asiento podría ser de Pablo Álvarez que empieza su entrenamiento en abril para hacer vuelo espacial, otra cosa es que lo consiga «pero hemos llegado hasta aquí que ya es imposible», afirma.

No buscan super humanos pero sí gente que pueda tener una buena salud

Pablo Ávarez

Pablo tiene una pequeña discapacidad al no poder tener movilidad total en un tobillo, pero eso no ha impedido su elección. «Pedían un perfil físico perfecto yo no tengo movilidad completa en el tobillo, pero es una discapacidad tan ligera que es posible volar y puedo ser astronauta de carrera». Con todo el leonés tiene pendiente un estudio de viabilidad antes de su entrenamiento. «No buscan super humanos pero sí gente que pueda tener una buena salud y un cause que se aborte el viaje por temas de salud», asegura.

Los nuevos candidatos a astronautas de la ESA tienen que irse a vivir al Centro Europeo de Astronautas en Colonia, Alemania. Allí tendrán un entrenamiento básico de 12 meses, para pasar después a la siguiente fase de entrenamiento de la Estación Espacial y, una vez asignados a una misión, su entrenamiento se adaptará a las tareas específicas de la misión. Hay una posibilidad de que un español pise la Luna, todavía es muy remota, pero si llega a ocurrir sabemos que el viaje de ese astronauta empezó en León.

Te puede interesar

Comentar ()