Tokio 1964. Fueron bautizados como los Juegos Olímpicos del Color. La televisión se reinventaba y la cadena pública NHK se adelantaba a la BBC británica en sus retransmisiones. Japón quiere repetir ahora el hito y comienza esta semana sus emisiones en 8K experimentales. Serán dos años de pruebas hasta la grabación de Tokio 2020 en ultra alta resolución, cuatro veces más que la que ofrecen los televisores de última generación en 4K.

El primer canal 8K del mundo se llama NHK-BS8K. Con 12 horas diarias de programación, se ha estrenado con la emisión de 2001, Una odisea en el espacio, que al estar rodada en 70mm permite un visionado en todo su esplendor en los televisores 8K, con una experiencia similar a la de una sala de cine. Eso sí, ni siquiera el responsable de esta nueva cadena, con el que hablamos en este vídeo, tiene en casa uno de estos aparatos. El mercado ha empezado a venderlos. Teles que, como cuando se empezó a popularizar el color, en los setenta, son muy escasos pero prometen revolucionar la tecnología y la experiencia de los telespectadores: abandonado el 3D, apuestan por la inteligencia artificial para conseguir que incluso señales de menor resolución resulten espectaculares.

El vídeo en que te lo contamos podríamos haberlo subido como mucho en 4K. Hemos hablado con el responsable del primer canal 8K de Japón, que ha visitado el 4KHDR Summit de Málaga. Nuestras imágenes han sido grabadas en esa resolución. Sin embargo son pocos los móviles que permiten apreciarlo, así como los televisores o pantallas de ordenador capaces de ofrecerte esa experiencia sin que su reproducción vaya, literalmente, a tirones. En 8K sería impensable. No obstante, si tienes uno de estos dispositivos de ultimísima generación, puedes intentar reproducir esta demo en 8K.

(no olvides cambiar a «8k» pulsando en el icono de la rueda )