En una rueda de prensa ofrecida por el gobierno de Chile que ostenta la presidencia de la COP que se celebra en Madrid. Andrés Landerrete ha anunciado que las conversaciones de los países se han atascado en varios puntos, especialmente en el punto 6 de los Acuerdos de París. En esta cumbre se establecen mecanismos para modernizar el sistema del mercado de compensaciones por las emisiones de CO2 que ahora siguen las reglas de la cumbre de Kioto y deben actualizarse al Acuerdo de París.

Pese que ayer las negociaciones iban bien, Landarrete ha asegurado que las conversaciones se han atascado. «Nos encontramos haciendo contactos con los negociadores a nivel ministerial . Somos moderadamente optimistas aunque no sabemos qué tiempo nos llevará el acuerdo. Pero no saldremos de Ifema sin un acuerdo. Y el acuerdo será bueno o no será», ha dicho el representante del gobierno chileno.

Otro punto delicado es el referido a la financiación de la adaptación. Fondos para facilitar a los países menos desarrollados la transición ecológica y que puedan sumarse a los compromisos de París.

De momento no ha horade cierre en Ifema y las negociaciones siguen, con previsión de que se prolonguen hasta mañana.

Los jóvenes en la calle

La jornada de hoy ha estado marcada por la presión ejercida por las empresas y las organizaciones no gubernamentales, que como Greenpeace y los jóvenes de Fridays For Future que han realizado diversas acciones para reclamar ambición y cerrar positivamente los avances que se acordaron en París en 2015.

Por su parte miembros de Extinction Rebellion, que se define como «un movimiento de desobediencia civil pacífica», se han manifestado para denunciar también que «los gobernantes no son capaces de llegar a un acuerdo vinculante».