Que el nivel del mar está subiendo es un hecho más que constatado y se debe al cambio climático. Pero el impacto de la subida del nivel del mar se puede ver incrementado por otras acciones de carácter humano en algunos puntos de la costa. Una nueva investigación de la Universidad de East Anglia publicada en Nature Climate Change apunta a que ese incremento puede llegar a ser hasta cuatro veces más rápido en algunos puntos de la costa.

La causa de esta mayor velocidad se debe a la combinación de la subida del nivel del mar con la subsidencia del terreno, su hundimiento, lo que aumenta la subida del nivel del mar. El estudio cifra un aumento medio del nivel del mar de 7,8 mm – 9,9 mm por año durante los últimos veinte años, en comparación con un aumento medio mundial de 2,6 mm por año de otros puntos de la costa. 

“Los fenómeno de subsidencia se producen especialmente en los deltas”, explica a El Independiente Miriam García García, directora de la Consultora LandLab y autora del estudio La reinvención de la costa. 2100: Escenarios de cambio climático de la costa metropolitana de Barcelona. “En los deltas se produce un efecto combinado entre la subida del nivel del mar y el hundimiento del terreno”, añade. Explica que en muchos lugares se agudiza por la explotación de los acuíferos lo que causa, además, la intrusión salina, en la que el agua del mar alcanza los acuíferos de agua dulce arruinándolos. 

El 58% de la población costera del mundo vive en deltas donde la tierra se está hundiendo.»

«Las rápidas tasas de hundimiento en los deltas y en particular en las ciudades en los deltas, también son causadas por el hombre, principalmente debido al bombeo de aguas subterráneas, también la extracción de petróleo y gas, y el reabastecimiento de sedimentos evitado por represas aguas arriba, defensas contra inundaciones, extracción de arena o minería”, señala Robert Nicholls, director del Centro Tyndall para la Investigación del Cambio Climático del Reino Unido y presidente de Adaptación Climática en la Universidad de East Anglia. 

En España hay lugares vulnerables a este doble efecto como son el delta del Ebro o el Parque Natural de la Albufera o el delta del Llobregat, este último es una de esas poblaciones donde más riesgo se corre de aumento del nivel del mar. “Aproximadamente el 58% de la población costera del mundo vive en deltas donde la tierra se está hundiendo”, asegura Nicholls.

Según el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) para 2100 se podría llegar a registrar una elevación de entre 30 y 60 cm, aunque se logre una reducción drástica de las emisiones de gases de efecto invernadero y el calentamiento global se mantenga muy por debajo de 2 °C. 

Ciudades que se hunden 

Tokio / Unplush

Las altas tasas de aumento relativo del nivel del mar son más urgentes en el sur, sudeste y este de Asia, ya que en esa parte del mundo hay muchos deltas y llanuras costeras aluviales que se están hundiendo, megaciudades costeras en crecimiento y más del 70% de la población costera del mundo.

Yakarta, la capital de Indonesia, se está trasladando a Borneo porque la ciudad se está hundiendo».

En Tokio, Shanghai y Bangkok, el hundimiento se ha detenido o reducido en gran medida por la reducción de la extracción de agua subterránea, mientras que en otras ciudades ha habido poca respuesta directa para reducir el hundimiento.

El profesor Robert Nicholls destaca que «una de las principales razones por las que Yakarta, la capital de Indonesia, se está trasladando a Borneo es porque la ciudad se está hundiendo debido a la extracción de agua subterránea de pozos poco profundos.

«Esperamos que nuestro análisis mejore la comprensión de cómo el aumento y el hundimiento del nivel del mar van de la mano para la ciencia y la política de gestión costera en todo el mundo. Yakarta podría ser solo el comienzo, añade Nichols».