Medio Ambiente

La nueva llegada de la lava al mar obliga a confinar a 3.000 personas: "Una sorpresa más del volcán"

Una nueva colada del volcán de Cumbre Vieja ha llegado este lunes al mar

Una nueva colada del volcán de Cumbre Vieja ha llegado este lunes al mar EFE/ Miguel Calero

La lava del volcán de La Palma ha alcanzado el mar en una zona nueva de la isla canaria y la nube de gases que está emitiendo ha obligado a las autoridades a confinar a cerca de 3.000 personas en la localidad de Tazacorte al menos durante 24 horas.

La colada que transcurría entre las montañas de Todoque y La Laguna y que estaba parada desde finales de octubre ha recibido en los últimos días un enorme aporte de lava que ha hecho que llegara hoy hasta el mar.

«La lava, en contra de lo que ha venido haciendo habitualmente el volcán, ha corrido mucho más rápido de lo que nos tiene acostumbrados», ha señalado el director del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende. «Una sorpresa más del volcán», ha añadido cuando se cumplen 64 días de la erupción del volcán de Cumbre Vieja.

La lava de la llamada colada siete se ha precipitado al mar sobre las 12 del mediodía hora canaria y va a formar un nuevo delta lávico. «Debido a la emisión de gases, se ha procedido al confinamiento de San Borondón, el casco de Tazacorte y toda la zona al este de Tazacorte», ha añadido Morcuende. «Nosotros esperamos siempre unas 24 horas para poder evaluar qué está pasando y ahora mismo la UME (Unidad Militar de Emergencias) está haciendo las mediciones correspondientes».

El PEVOLCA ha recomendado a los habitantes de la zona que cierren puertas, ventanas, persianas y toda entrada de aire procedente del exterior, y, si es posible, confinarse en las habitaciones más interiores.

De acuerdo a Carmen López, portavoz del Comité Científico que está monitorizando el volcán, en las últimas horas se ha registrado «una mayor, aunque ligera, tasa de emisión de lava». Además, ha explicado por qué la lava ha discurrido más rápido: «Cuando las coladas van por un nuevo territorio, la lava se enfría y se frena, pero cuando van por tubos lávicos o sobre coladas ya existentes, que tienen una alta temperatura, la velocidad se acelera».

En total, la lava del volcán ha cubierto ya 1.060 hectáreas en la isla canaria, siete hectáreas más que el domingo.

Te puede interesar

Comentar ()