Meteorología

Fin de semana cálido, entre 25 y 30 grados, previo a un brusco bajón el lunes

Imagen del sol

Fin de semana cálido. Europa Press

Este fin de semana, puente de mayo en muchas comunidades, será típicamente primaveral con ambiente soleado por las mañanas y chaparrones vespertinos en los principales sistemas montañosos, y con temperaturas que subirán hasta los 24 y 25 grados, e incluso 30 grados, antes de una brusca caída el lunes.

Durante los próximos días, las lluvias generalizadas remitirán y las temperaturas subirán en todo el país, aunque aún persistirá una «relativa inestabilidad» con nubes de evolución diurna, ha avanzado Rubén Del Campo, portavoz de Aemet, quien detalla que las tormentas estarán localizadas en zonas de montaña del norte y este peninsular.

Respecto a la temperaturas, Del Campo ha señalado que subirán en todo el país con máximas casi generalizadas de 25 grados y con un repunte el domingo, en el sur peninsular, que favorecerá que Sevilla alcance esa jornada valores máximos entre 31-32 grados.

Este viernes es probable que aún persista el polvo en suspensión en el sureste peninsular y en las Baleares, sin descartarse de forma aislada en otras zonas, con valores diurnos en aumento casi generalizado, localmente notable en el interior sudeste.

En este punto, el portavoz de Aemet ha precisado que hoy las temperaturas ascienden entre 6 y 8 grados con respecto a los registros de ayer.

Así, y por capitales de provincia, Badajoz subirá hasta los 28 grados, seguida de Córdoba, Sevilla y Ourense con y Pontevedra con 27-26 grados; 25 grados en Huelva, Zaragoza, Murcia, Cáceres y Lleida, mientras que en Zamora, Salamanca, Lugo, Logroño, Madrid, Jaén, Huesca, Girona, Ciudad Real, Castellón, Cádiz, Almería y Alicante la máxima oscilará entre 23 y 24 grados.

La jornada más fría la pasarán en Santander y San Sebastián con 16 y 17 grados respectivamente; la noche más fresca, en Soria y Albacete con 6 grados.

Mañana, las temperaturas cálidas se afianzarán en gran parte de la Península, más acusado en el interior este, y medianías de Canarias, y con pocos cambios o en descenso en el norte; por la noche habrá un predominio de los ascensos, aunque en el área mediterránea puede haber ligeros descensos.

El calor será más intenso, y ciudades como Badajoz marcarán 30 grados, y en 15 capitales -Zaragoza, Zamora, Toledo, Sevilla, Pontevedra, Salamanca, Ourense, Murcia, Madrid, Lleida, Jaén, Huelva, Granada, Córdoba y Cáceres-, el termómetro se moverá entre los 25 y 28 grados.

El domingo, celebración de la festividad de 1 de Mayo, las máximas bajarán en Galicia y en el norte del área mediterránea peninsular, para subir en Murcia, el sur de Andalucía, Ceuta y Melilla; cabe destacar que este día -ha observado Del Campo-, «Sevilla podría registrar 31-32 grados».

Las mínimas, en ascenso en Andalucía, Murcia y el sur de la meseta sur, y con pocos cambios en el resto.

La próxima semana comenzará con una «inestabilización de la atmósfera en la Península y Baleares y lluvias generalizadas», sobre todo durante el lunes y el martes, con precipitaciones abundantes e incluso fuertes en el norte y centro peninsular, y más intensas en la vertiente Mediterránea.

Durante esos día se espera un ambiente «algo frío para la época», con diurnas entre 4 y 8 grados por debajo de los valores registrados el domingo, ha matizado Del Campo.

A partir del miércoles, se prevé «una lenta pero progresiva tendencia a la estabilidad», aunque es probable que se mantengan los cielos nubosos y las lluvias en el norte, mitad oriental y Baleares, y que continuarán el jueves y el viernes en el área cantábrica, Pirineos y norte del área mediterránea.

Hacia el final de la semana, y aún con incertidumbre, se prevé un tiempo seco y soleado, salvo en el norte peninsular y en el área mediterránea, donde persistirá una alta probabilidad de lluvias, y con temperaturas que subirán desde el miércoles para estabilizarse hacia el fin de semana. 

Te puede interesar

Comentar ()