Gente | Tendencias

Ivonne Reyes, en busca de la manutención perdida en su guerra con Pepe Navarro

Ivonne Reyes y Pepe Navarro están de nuevo entre Juzgados, demandas y querellas por un hijo no reconocido y una manutención cortada a ras

Ivonne Reyes.

Ivonne Reyes.

La pandemia no para las vicisitudes de nuestros famosos, que día tras día se enfrentan a retos inimaginables. Hoy ha sido el caso de Ivonne Reyes y Pepe Navarro, que volvían a cruzar declaraciones antes de enfrentarse en los Juzgados de Plaza de Castilla después de que la venezolana demandase al expresentador por no pasarle la manutención de su hijo Alejandro desde que éste anunciara su participación en Supervivientes este mismo año.

Aunque la modelo prefirió no acudir al evento y dejarlo en manos de su abogada, sí se ha podido ver a Navarro en los Tribunales, que tras su comparecencia ante el juez ha salido por la puerta de atrás sin hacer declaraciones a los medios de comunicación que le esperaban entre el frío, las mascarillas y el gel hidroalcohólico.

Yo soy tu padre y un ADN por partida doble

Aunque Pepe Navarro no quiera, se ha convertido en el Darth Vader televisivo… aunque hasta un villano fue capaz de reconocer que compartía ADN con otro ser al que no apreciaba del todo.

«Soy hijo de dos personas muy famosas, Pepe Navarro e Ivonne Reyes. Mi madre, literalmente, es mi heroína. Lo es todo para mí.  Siempre me ha apartado y me ha protegido muchísimo, ha luchado por sacarme adelante y se ha sacrificado. Pepe… no se ha portado muy bien conmigo ni con su entorno. Esta es mi oportunidad de oro y no quiero perderla por alguien que no ha estado nunca en su vida a mi lado», así de tajante sonaba Alejandro Reyes cuando participó en la última edición de Supervivientes.

El joven declaró, además, que tiene «mucho temperamento, así que si me molestan yo también lo haré. Que la gente se prepare». La batalla judicial en la que sus padres llevan inmersos desde hace años parece no tener fin.

Alejandro Reyes en su Instagram.

Aunque la sentencia dictaminó que Pepe Navarro era el padre biológico de Alejandro, el periodista nunca ha querido reconocerle como sangre de su sangre y tampoco se prestó en su momento a acudir al Juzgado para hacerse la prueba de paternidad que Ivonne tanto le demandaba. Él decía que lo suyo con la modelo había sido esporádico y nada estable, y ella que entre 1995 y 1997 hubo algo más que palabrerío: un hijo que nació en el 2000.

El culebrón no acaba aquí, pues el propio Navarro acudiría a los Tribunales en 2018 para presentar un recurso en el que mostraba, con pruebas de un detective privado que él mismo contrató, que el ADN de su «supuesto» hijo Alejandro no se correspondía con el suyo. Fue querellado.

Este evento fuera de lo normal volvió a dinamitar la relación entre el expresentador e Ivonne Reyes, que interpuso una nueva demanda por la manutención en febrero de este mismo año.

En diciembre, fun, fun, fun

Ivonne Reyes y Pepe Navarro.

«Solamente tengo que decirle, de corazón, que muchísimas gracias por el hijo que tenemos en común» son algunas de las palabras que la modelo ha dedicado a su ex Pepe Navarro tras el drama que lleva desarrollándose desde que coincidieran por primera vez en programas como Esta noche cruzamos el Mississippi o El juego de la Oca.

En diciembre, ambos se volverán a ver las caras en los Juzgados de la capital, pero antes del encuentro, Ivonne Reyes ha dedicado unas palabras a su ex: «cuando hay una verdad hay una verdad hasta que uno se muera».

Según informó Isabel Rábago en Esdiario, diciembre ha sido la fecha elegida para las dos querellas que Pepe Navarro interpuso a Ivonne para defender su honor. Según Navarro, las querellas buscan defender su «intimidad» y su «honor» y que a Ivonne Reyes «se le paga por hablar de su intimidad. Se le paga por eso, pues que siga con su negocio. Pero deberá responder ante un juez».

Ivonne Reyes y su hijo Alejandro.

La participación de su hijo Alejandro en Supervivientes ha vuelto a cruzar sus caminos: ella le denuncia por no pagarle la manutención, él por seguir sacando el tema públicamente y dañar su «honor». ¿Hay reconciliación posible entre ambos tras más de 20 años de guerras, cruces de declaraciones y Tribunales?

Comentar ()