El pasado domingo, y sin ser captada por los medios de comunicación, Rosalía Iglesias ingresaba en la prisión de Alcalá Meco para cumplir la condena de 12 años y 11 meses impuesta por la Audiencia Nacional a la mujer de Luis Bárcenas. Su hijo Guillermo – más conocido como Willy Bárcenas – no se había pronunciado todavía, ha pronunciado sus primeras palabras en exclusiva a CHANCE tras la entrada de su madre en la cárcel.

Hace tres días subió una foto con su madre en Instagram en la que le dedicaba las siguientes palabras: «Arrancándome lo que más quiero de mi vida y aún no viendo la luz al final del túnel, sé que como siempre he conseguido, sacaré mi armadura especial y resistiré. Y los míos también. Muchas gracias a todos por vuestros mensajes de ánimo. La joda seguirá…».

Muy afectado, el vocalista de Taburete confiesa que «son momentos difíciles pero estamos muy fuertes» y asegura que la esperanza es lo último que se pierde y que no va a tirar la toalla pese a este duro varapalo: «Efectivamente, hay que tener fuerza y la tenemos. No me rindo».

Willy, que está muy unido tanto a su padre como a su madre, confirma que Luis Bárcenas «ha pedido el traslado de cárcel» desde Soto del Real para estar cerca de su mujer: «Juntos, dentro de lo que se puede».

Muy discreto, el cantante nos pide «no me mareéis ahora por favor. Os lo pido por favor, de verdad, gracias» y prefiere no desvelar cómo fue la despedida de su madre, ya que Rosalía Iglesias está hundida tras su entrada en prisión.