Cultura | Gente

Kanye West, Julio Iglesias o Justin Timberlake: los hombres también monetizan sus rupturas

Julio Iglesias, Maluma, Sabina, Kanye y C. Tangara

Julio Iglesias, Maluma, Joaquín Sabina, Kanye y C. Tangara Carmen Vivas

Antes de que viese la luz este miércoles a las 00:00 de la noche, ya era viral. En la sesión número 53 de Bizarrap y Shakira, que no para de sumar millones de visualizaciones, la colombiana se despacha con su expareja, Gerard Piqué. No deja títere con cabeza con una pegadiza melodía y frases como «A ti te quedé grande y por eso estás con una igualita que tú» o «Mucho gimnasio, pero trabaja el cerebro también«.

Como era de esperar, no han parado de surgir reacciones. Entre ellas, algunas críticas por las alusiones a Clara Chía de quienes consideran que solo Piqué debe rendir cuentas; por parte de los que creen que ha sido un gesto irresponsable de cara a los hijos de la pareja o por aquellos defensores de que una canción hecha desde la rabia desmerece una carrera con incontables hits en el imaginario colectivo y todo tipo de galardones.

Por el contrario, están quienes celebran que la artista se desahogue, los que ven un fuerte mensaje de empoderamiento en frases como «Las mujeres no lloran / ahora facturan» o aquellos que celebran que la de Barranquilla rentabilice, con una tercera canción, algo tan difícil de sobrellevar como una traición, en especial en el contexto de la artista, con el estado de salud de su padre y una fuerte presión mediática.

Eso sí, nos salpique o no nos salpique, rentabilizar una ruptura no es algo nuevo. Del desamor han surgido infinidad de poemas, novelas, series e incluso obras pictóricas —la propia Frida Kahlo muestra en Las dos Fridas cómo el también pintor Diego Rivera hizo que se alejase de sus raíces en una tortuosa relación repleta de traiciones—.

Pero, volviendo al ámbito que nos atañe, el de la música, también aquí abundan las obras vertebradas por el dolor de una separación, de una infidelidad o del rechazo; aunque quizá la rabia sea peor vista cuando viene de una mujer, a la que se presupone prístina y abnegada, sobre todo si es madre. De esto ya habló Taylor Swift, citando a sus compañeros Ed Sheeran y Bruno Mars:

En el caso de las sesiones de Bizarrap, llama la atención que nadie afeó que Residente se bajase al barro cuando dedicó por entero su canción a atacar a J Balvin. Aquí van algunos ejemplos de hombres que también monetizaron rupturas en forma de canciones:

Justin Timberlake – Cry me a river

Vistieron a juego en varias alfombras rojas y se deshicieron en halagos el uno con el otro: el romance entre Justin Timberlake y Britney Spears fue uno de los favoritos a principios de los dosmil. hasta que la magia se terminó. Entonces, ambos aprovecharon sus trabajos para desahogarse. Por su parte, Justin Timberlake publicó Cry me a river.

La canción ganó dos MTV VMA en 2003 a Mejor Video Masculino y Mejor Video Pop se enmarca al álbum Justified y recoge frases como «No tienes que contar lo que hiciste / ya lo sé, me enteré por él /Ahora ya no hay oportunidades / para ti y para mí, nunca las habrá / Dijiste que me querías, / ¿por qué me dejaste completamente solo?».

Loquillo – La mataré

En el disco llamado Mis problemas con las mujeres, Loquillo y los trogloditas incluyeron el tema La mataré. Este tenía frases como «Oh, solo quiero (¡matarla!) / Oh, a punta de navaja / Besándola una vez más» en unas evidentes alusiones a una relación ya terminada. El tema encumbró a la banda al estrellato a finales de los ochenta, y el álbum fue disco de oro. Su compositor, Sabino Méndez, ha dicho en alguna ocasión que es una canción protesta contra la violencia de género.

Kanye West – Heartless

«Perdió su alma por una mujer despiadada, ¿Cómo puedes tener tan poco corazón?», se pregunta el Atlanta en este tema de 2008. Desde luego, no es la única canción que el rapero le dedica a sus exparejas, pues el pasado año, resignado a que no habrá una segunda oportunidad en su matrimonio con Kim Kardashian, West estrenó el tema Eazy, en el que mencionaba a Pete Davidson, actual novio por aquel entonces de la empresaria, que ha manifestado en varias ocasiones haberse sentido acosada por el cantante tras la separación.

Roy Orbison – Crying

Toca viajar en el tiempo, hasta 1961, para hablar de la siguiente canción. Fue ese el año en el que Roy Orbison y Joe Melson escribieron la melodiosa balada Crying. En ella, el cantante de Texas recitaba: «Sí, ahora te has ido / Y de ahora en adelante / Estaré llorando, llorando, llorando / Llorando por ti».

Julio Iglesias – Hey

«Tú nunca me has querido, ya lo ves / Que nunca he sido tuyo, ya lo sé / Fue solo por orgullo ese querer / ¡Ya ves! / ¿De qué te vale ahora presumir? / Ahora que no estoy ya junto a ti/ ¿Qué les dirás de mí?», clama un deshecho Julio Iglesias en Hey, una canción publicada en el álbum con el mismo nombre. Pese a ser el ligón por antonomasia y protagonista de ingentes memes por ello, el artista también tiene sus sentimientos.

Bon Iver – for Emma

For Emma es una emotiva canción que da nombre a For Emma, Forever Ago, el álbum debut de la banda de folk estadounidense Bon Iver, lanzado en julio de 2007 —y relanzado por el sello Jagjaguwar en febrero de 2008—. La letra del tema, que hizo las delicias de los indies en la primera década de los dosmil, reza: «Ve a buscarte otro amante / con todas tus mentiras / te haces querer».

Leiva – Eme

No son pocos los que piensan que Eme, el primer single del álbum, está dedicado a Michelle Jenner, aunque son meras especulaciones. En ella, dice frases como «Eme, cuando se ponga el sol, voy a despedirme / Será como un collage lo que tuvimos / Eme, cuando se ponga el sol, voy a destruirlo
Borrarme la señal de tus colmillos».

Sabina – 19 días y 500 noches

En esta popular canción, que puede presumir de ser uno de los temas insignia del ubetense, se habla de un desamor inesperado que deja al que lo sufre desvalido y perdido: «De pronto me vi / Como un perro de nadie / Ladrando, a las puertas del cielo / Me dejó un neceser con agravios / La miel en los labios / Y escarcha en el pelo».

C. Tangana – Tú me dejaste de querer

Hay muchas teorías sobre las indirectas que podrían haberse mandado Rosalía y C. Tangana a raíz de su ruptura, pero lo que es innegable es que ambos han sacado bastante rédito de esa relación. A falta de saber si la Motomami es la destinataria de Tú me dejaste de querer, está claro es que el melancólico tema describe una ruptura por frases como «Tú me dejaste de querer cuando te necesitaba / Cuando más falta hacía / Tú me diste la espalda».

Maluma – Hawaii

Lo mismo ocurre con este remix de Você Partiu Meu Coração de Nego do Borel. En él, el intérprete también de canciones como E.A.D.M.V., dice: «Tú me partiste el corazón / Pero, mi amor, no hay problema / Ahora puedo regalar / Un pedacito a cada nena». Más explícita es Hawaii, que para algunos de sus oyentes es un dardo a Natalia Barulích, su exnovia. «No te diré quién, pero llorando por mí te vieron / Se ve que él te trata bien, que es todo un caballero / Pero eso no cambiará que yo llegué primero», canta el colombiano.

Luis Cepeda – Gentleman

En plena pandemia, el gallego sacó esta canción que tardó muy poco en relacionarse con Aitana, con quien tuvo un affair que comenzó cuando ambos coincidieron en Operación Triunfo. «Fueron meses donde ibas con quien se cruce primero / Y ya ves, quién lo diría / Que de todos elegiste al capitán / De un barquito de papel donde sobran tonterías / Navegando por un mundo donde sobra hipocresía», dice la letra.

Te puede interesar

Comentar ()