En poco más de 48 horas, la canción 313 de Residente, Silvia Pérez Cruz y Penélopez Cruz alcanza el millón de visualizaciones en YouTube. Un precioso videoclip, cuidadosamente coreografiado y diseñado, que ha tocado los corazones de miles de personas y que forma parte del futuro álbum del artista puertorriqueño Las letras ya no importan.

Rodado en los idílicos paisajes e interiores de La Granja, situado a las afueras de Segovia, este videoclip recuerda a las grandes producciones que ya no se ven en la música. Y aunque se hace emotivo solo escuchando la música, o el pequeño monólogo de Penélope Cruz al inicio, viendo cómo la actriz expresa sentimientos a través de una brillante actuación, lo es más al conocer el origen del tema.

"Este audio visual lo dirigí con el alma guiado por Valentina y tuve la suerte de trabajar junto a un equipo que le metió con todo el espíritu", confiesa Residente en su publicación de redes sociales, en donde da las gracias a todos aquellos que han participado. Pero, ¿quién es Valentina?

Valentina Gasparini, la mujer que inspira 313 de Residente

"Y no quiero que se acabe. Eres tanto, que no cabes. Cuando siento las tardes acercarse ojalá y que los finales olvidaran terminarse", reza Silvia Pérez Cruz en su estrofa junto a Residente. Unas letras muy sentidas que cobran nuevo significado al conocer que la canción está dedicada a la violinista Valentina Gasparini, que falleció en el verano de 2022. Hija de un italiano y una mexicana, vivía en París, donde había triunfado en la música y tocaba regularmente en la Philharmonie o el teatro de Champs Elysées.

Su hermana Noemí Gasparini, que también es violinista, es quien toca el desgarrador solo que se escucha en la canción de Residente, hacia el final. Como bien lo dice el artista, se trata de un fragmento "que te llega a las vísceras". Quizás porque tal y como desvela ella, lo hizo tocando el violín de la fallecida.

No se conoce el motivo de la muerte de Valentina, aunque algunos medios latinos aseguran que la violinista se suicidó. Sin embargo, el color rosa del videoclip sugiere que puede ser un homenaje a la lucha contra el cáncer de mama.

La conexión entre Valentina y el 3.13

"Valentina, perdóname por no responderte antes. Desde que te fuiste, me empezó a salir el número 313 por todos lados: en las habitaciones de hotel, en el teléfono, en los relojes, en el microondas, en las direcciones, en todos lados. No sabía que el número 313 estaba conectado contigo", confesaba recientemente Residente en sus redes sociales.

Valentina Gasparini, la violinista fallecida que inspira el tema de Residente y Penélope Cruz.
Valentina Gasparini, la violinista fallecida que inspira el tema de Residente y Penélope Cruz. Arènes Lyriques

"Tu mamá me dijo que tu hermana es la violinista favorita tuya", añade. "Me puse a buscar en nuestros mensajes y vi que el último mensaje que me mandaste fue a las 3.13 y el último que yo te mandé fue a las 3.13. Fue mágico. No me lo esperaba", añade en el emocionante vídeo en el que anunciaba la conexión de su tema con Valentina.

Y 313 no es la única canción que le ha dedicado a Valentina. En el disco Las letras ya no importan hay otro tema que lleva su nombre y que, además, abre el álbum, marcando el tono para el resto del trabajo. Residente es, según los comentarios del vídeo, "una joya en habla hispana" y "el que más se preocupa de hacer algo diferente por el arte". Una muestra de que los esfuerzos vertidos en esta canción y clip tan cuidados han sido correspondidos con la atención de su público.