El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha abandonado el hospital esta misma noche. El dirigente norteamericano se encontraba bajo observación médica desde el viernes, cuando fue diagnosticado con coronavirus y presentó algunos síntomas.

«¡Me siento realmente bien! No le tengáis miedo al Covid. No dejéis que domine vuestra vida», ha sido el mensaje que ha trasladado el presidente de los Estados Unidos, de 74 años y con factores de riesgo, que ya el fin de semana abandonó momentáneamente el hospital, a bordo de un coche compartido con agentes del Servicio Secreto, para saludar desde la ventanilla a los seguidores que hacían guardia fuera del hospital.

Trump ha presumido del resultado de las medicinas y tratamientos que se le han administrado y cuyo éxito achaca a su Administración. «Me siento mejor que hace 20 años», ha rematado. En los últimos días ya había desmentido las informaciones que le llegaron a situar en un estado «crítico».

Donald Trump, usuario habitual de Twitter, no ha dejado de hacer campaña desde el hospital de cara a las elecciones del próximo 3 de noviembre, en las que las encuestas le siguen dando como perdedor frente al demócrata Joe Biden.

Está por ver qué sucede con los dos debates que todavía están agendados en las campañas de ambos candidatos, puesto que Trump todavía deberá guardar cuarentena y esperar a dar negativo en las futuras pruebas PCR que se le realicen.

Este lunes se ha confirmado el positivo, también, de una de las portavoces de la Casa Blanca, y el total de casos en el torno del presidente y la primera dama asciende ya a 13 contagiados. La mayoría de ellos estuvieron presentes en el acto en el que se propuso a Amy Coney Barrett como nueva juez del Tribunal Supremo, y en el que las mascarillas brillaron por su ausencia.