Una unidad de eliminación de bombas se ha desplegado en una planta de producción y almacenamiento de vacunas contra el Covid-19 de la empresa AstraZeneca en Wrexham, Gales, después de que se haya encontrado un paquete sospechoso.

La policía de Gales ha instalado un cordón cerca de la planta de Wockhardt, en el polígono industrial de Wrexham, y han avisado a los ciudadanos que se encontraban en el entorno de que se deben mantener alejados.

Las imágenes que se han tomado en el lugar muestran varios vehículos policiales alrededor de la planta y lo que parecía ser un robot de eliminación de bombas.

«Wockhardt recibió esta mañana un paquete sospechoso. Las autoridades pertinentes han respondido con el asesoramiento de expertos y hemos evacuado parcialmente el sitio en espera de una investigación completa», ha indicado la compañía en un comunicado.