El fiscal del equipo especial Lava Jato, José Domingo Pérez, ha solicitado este jueves la detención preventiva de la candidata presidencial Keiko Fujimori, al considerar que habría violado los términos de su libertad condicional, en el marco de la investigación en su contra por un supuesto delito de blanqueo de dinero.

Pérez ha explicado que Fujimori ha violado una de las restricciones que se le impuso a cambio de salir de prisión a principios de mayo de 2020, la de no comunicarse con otros testigos del caso por el que se le acusa de haber recibido financiación ilegal a través de la constructora Odebrecht para sus campañas presidenciales de 2011 y 2016, informa Europa Press.

«Se ha determinado nuevamente que la acusada Fujimori Higuchi incumple con la restricción de no comunicarse con los testigos; pues, se ha advertido como hecho público y notorio que se comunica con el testigo Miguel Torres Morales», se puede lee en el escrito presentado por Pérez al juez del caso, Víctor Zúñiga Urday.

En el mismo documento, Pérez ofrece una imagen de encuentro público mantenido este miércoles entre Fujimori y Torres Morales, en el que la líder conservadora anuncia acciones legales ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y en las que él actuaría como abogado de Fuerza Popular.

200.000 votos

En pleno escrutinio tras las elecciones del domingo, la candidata de Fuerza Popular ha presentado acciones de nulidad en 802 mesas electorales en las que su formación ha hallado «irregularidades», las cuales representan unos 200.000 votos, que la aspirante espera «sean retirados del recuento final».

Fujimori ha comparecido acompañada de dos abogados para informar de la presentación de estas acciones al Jurado Nacional de Elecciones (JNE), que tendría que admitirlas para que se anulen estos votos.

«Adicionalmente, estamos haciendo un seguimiento al proceso de impugnación, que son 1.200 actas que esperamos luego sean contabilizadas en el recuento final del JNE», ha señalado.

Así, la candidata de Fuerza Popular ha dicho que si se suman los 200.000 votos de las 802 mesas en las que se ha presentado solicitudes de nulidad a las 1.200 actas observadas, que representan 300.000 votos, «todavía está en juego 500.000 votos».