América Latina | Internacional ELECCIONES PRESIDENCIALES EN PERÚ

Keiko Fujimori se resiste a aceptar la derrota y pide anular 500.000 votos

El izquierdista Pedro Castillo, con ventaja en el recuento, hace un llamamiento a la calma a sus seguidores

La candidata presidencial peruana Keiko Fujimori

La candidata presidencial peruana Keiko Fujimori EP

Perú sigue en vilo. El izquierdista Pedro Castillo, candidato de Perú Libre, se ha autoproclamado vencedor, con una ventaja de 70.000 votos sobre la conservadora Keiko Fujimori. Sin embargo, la líder de Fuerza Popular se resiste a aceptar la derrota y ha pedido que se revisen medio millón de votos.

Keiko Fujimori, que intenta por tercera vez ser presidenta, ha presentado recursos de nulidad en más de 800 mesas del centro y sur del país. Fuerza Popular aduce irregularidades e incluso fraude, según informa El Comercio de Lima. Según Keiko Fujimori, estas actas «representan 200.000 votos». Ha pedido que se retiren del recuento final.

La candidata de Fuerza Popular, hija del ex presidente Alberto Fujimori, encarcelado aún por corrupción y abusos de derechos humanos, ha dicho que a esos 200.000 votos se han de sumar otras 1.200 actas, que representan 300.000 votos. Aún quedan unos cientos de actas para terminar el recuento.

Keiko Fujimori ha asegurado que aceptará la conclusión del Jurando Nacional de Elecciones y la Oficina Nacional de Procesos Electorales. Al tiempo que ha pedido «prudencia y serenidad» para analizar esas demandas de nulidad. Por cada demanda Fuerza Popular ha tenido que pagar 1.100 soles (unos 235 euros).

En Perú los partidos han de sufragar la revisión de actas para evitar en lo posible retrasos a la hora de reconocer los resultados. En 2016 Keiko Fujimori también presentó recursos contra el recuento favorable a Pedro Pablo Kuczynski y los resultados tardaron tres semanas en ser oficiales.

Castillo llama a la calma

El izquierdista Pedro Castillo ha llamado a la calma desde su cuenta de Twitter. Apela a su electorado para que no caiga en provocaciones, «de quienes quieren ver a este país en el caos».

Pedro Castillo, de 51 años, dio la sorpresa en primera vuelta. Maestro de trayectoria sindicalista, procedente de Cajamarca, encabeza Perú Libre, una formación marxista leninista. Castillo, muy tradicional, es una incógnita pero los peruanos han mostrado su hartazgo con el establishment al darle su apoyo en esta segunda vuelta.

De confirmarse los resultados, Keiko Fujimori habría fracasado en su tercer intento por conquistar la Presidencia. Ha recibido el apoyo de emblemáticos antifujimoristas como el Nobel Mario Vargas Llosa y su hijo, el columnista Álvaro Vargas Llosa.

Uno de los principales retos del próximo presidente es afrontar la polarización del país y la desafección creciente. Las instituciones están cada vez más cuestionadas. La crisis del coronavirus no ha hecho más que agravar la situación. Un 70% de la población vive en la informalidad, lo que hace muy difícil abordar las reformas pendientes.

Perú es el país del mundo con más muertos per capita: 500 fallecidos por cada 100.000 habitantes. Apenas había 30 camas UCI en el país cuando se declaró la pandemia.

Te puede interesar

Comentar ()