«Seremos un gobierno respetuoso de la democracia, de la Constitución actual y haremos un gobierno con estabilidad financiera y económica». El candidato de Perú Libre, el izquierdista Pedro Castillo, se ha proclamado vencedor en las elecciones presidenciales en Perú. El recuento ha sido agónico, dada la gran polarización que vive el país.

Con un 99,3% de los votos escrutados, el candidato de Perú Libre logra un 50,2% de los apoyos, mientras que la aspirante de Fuerza Popular consigue un 49,7%. La diferencia es de algo más de 84.000 votos. Castillo ha asegurado que ya no había posibilidad de que Fujimori dé la vuelta al marcador, según los datos de sus personeros. Ha pedido a sus partidarios que no caigan en provocaciones.

Su adversaria en las urnas, la candidata conservadora, Keiko Fujimori, denunció el lunes por la noche «un fraude sistémico» en la segunda vuelta. Sin embargo, estás acusaciones no han sido respaldadas por los observadores del proceso electoral.

El candidato de Perú Libre, una formación marxista leninista, ha agradecido los apoyos recibidos desde el exterior. «Quiero expresar a nombre del pueblo peruano a las personalidades de diferentes países el saludo al pueblo y a nuestra persona», ha dicho.

«Ha ciertas zancadillas como la subida del dólar, que para mañana va a subir unos puntos más… el costo del pan, pollo, de la canasta familiar, ¡mentira!», ha añadido Castillo. En su intervención, desde el balcón de la sede de Perú Libre en Lima, ha pedido a los presidentes de los organismos electorales, Piero Corvetto (ONPE), y Jorge Salas (JNE), a «ser respetuosos» con la decisión del pueblo.

De confirmarse estos datos, Pedro Castillo tendrá que lidiar con la crisis del coronavirus y con la gran división que se ha traducido en un sprint final de infarto en esta segunda vuelta. Perú es el país con más muertos per capita del mundo: 500 fallecidos por cada 100.000 habitantes.

Pedro Castillo, un maestro con trayectoria sindicalista, dio la gran sorpresa en la primera vuelta electoral, que ganó de forma clara. Quedó segunda la hija del ex presidente Alberto Fujimori, Keiko Fujimori, que ha intentado por tercera vez ser presidenta del país.