Internacional | Medio Ambiente

La fuga en una central nuclear China mantiene en vilo a EEUU

Central Nuclear

Central Nuclear

El Gobierno de EEUU evalúa un informe de una fuga en una central nuclear china, después de que la empresa francesa Framatone, que es dueña en parte de la central y ayuda a operarla, advirtiera de una «amenaza radiológica inminente» en ella, informa este lunes la CNN.

La citada empresa advertía, al parecer, de que la autoridad de seguridad china estaba elevando los límites aceptables para la detección de radiación fuera de la planta de energía nuclear de Taishan, en la provincia de Guangdong, para evitar tener que cerrarla.

Según ha comunicado CNN, empresa francesa habría informado mediante una carta al Departamento de Estado de EEUU. Desde la Casa Blanca se ha transmitido cierta tranquilidad, ya que consideran que aún no se encuentra en un «nivel de crisis» y que la situación actual no representa una amenaza grave para la seguridad de los trabajadores de la planta o del público chino.

El hecho de que una empresa extranjera haya advertido a EEUU de la problemática, mientras su socio estatal chino no reconoce el problema, sitúa a EEUU en un complejo escenario si la fuga continúa o se agrava sin ser reparada, informa CNN.

En un comunicado emitido horas después de que CNN se comunicara por primera vez con Framatome, la compañía reconoció que trataba «la resolución de un problema en la central nuclear de Taishan en la provincia de Guangdong, China».

«Según los datos disponibles, la planta está operando dentro de los parámetros de seguridad. Nuestro equipo está trabajando con expertos relevantes para evaluar la situación y proponer soluciones para abordar cualquier problema potencial», explicael comunicado. Framatome no se refirió directamente al contenido de la carta que envió al Departamento de Energía cuando CNN le preguntó.

Te puede interesar

Comentar ()