Internacional

El terremoto en Haití deja 1.297 muertos y más de 5.700 heridos

El terremoto fue registrado el sábado a las 14.29, hora peninsular española, a unos 12 kilómetros de la localidad de Saint-Louis du Sud

Un seísmo de 7,2 grados sacude Haití

Un seísmo de 7,2 grados sacude Haití EFE

El balance de muertos en Haití como consecuencia del terremoto que este sábado ha sacudido la pequeña nación caribeña ha aumentado a 1.297 y más de 5.700 heridos, según el último balance ofrecido por Protección Civil.

La mayor parte de las víctimas mortales se han registrado en el departamento Sur, donde se han confirmado 1.054 fallecidos, según ha detallado el director de Protección Civil, Jerry Chandler. El último balance de heridos incluía a más de 2.800 personas.

Junto a este departamento, los de Nippes y Grand Anse, con 122 y 119 muertos respectivamente, han sido los otros dos más afectados por un seísmo de magnitud 7,2 en la escala de Richter, que tuvo su epicentro a 12 kilómetros de la localidad de Saint Louis du Sud.

Más de 30.000 familias se han visto afectadas por el desplome o daños en sus viviendas, además de otra serie de edificios, como iglesias, centros escolares, comisarías, hoteles e instituciones sanitarias.

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, quien se desplazó este fin de semana para evaluar daños ha indicado en su cuenta de Twitter que el «número de víctimas es muy elevado en la carretera que conduce a Camp-Perrin, al igual que en varias otras arterias del departamento».

«El Gobierno central ya ha tomado todas las medidas, con la ayuda de socios nacionales e internacionales, para despejar el paso y reparar rápidamente», ha añadido.

Tras la catástrofe, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha expresado su solidaridad «y la de todo el pueblo español» con Haití por el grave terremoto sufrido en el día de hoy y que ha dejado «víctimas y heridos, así como fuertes daños materiales» en varios departamentos del país, el más pobre de América.

Unicef reconoce que desconocemos «la devastación del terremoto»

La directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Henrietta Fore, ha reconocido que «aún no se conoce el alcance total de la devastación provocada por el terremoto».

«Los centros de salud, escuelas, puentes y otras instalaciones e infraestructura esenciales de las que dependen los niños y las familias también se han visto afectados, en algunos casos, de manera irreparable», ha alertado en un comunicado.

Asimismo, ha hablado de la necesidad de asistencia humanitaria de los afectados, no solo por el terremoto, sino por «las tasas alarmantemente altas de desnutrición entre los niños y la pandemia de COVID-19».

«Las necesidades humanitarias en las zonas afectadas son graves, ya que se han interrumpido los servicios esenciales», ha dicho. si bien ha informado de que «la inseguridad relacionada con la violencia de las pandillas podría socavar la respuesta general».

«Hacemos un llamado a los actores armados en estas áreas para garantizar que las organizaciones humanitarias tengan acceso sin restricciones para brindar de manera segura apoyo y servicios oportunos para salvar vidas a los sobrevivientes», ha zanjado.

Haití, considerado el país más pobre del hemisferio occidental, aún vive con el impacto del catastrófico terremoto de 2010 que dejó unas 200.000 personas muertas. El país también vive un estado de agitación política desde el asesinato en julio del presidente Jovenel Moise.

Te puede interesar

Comentar ()