La algarabía de una jornada festiva ha terminado este domingo en tragedia en Waukesha, un suburbio de Milwaukee, en Wisconsin. «El vehículo ha embestido a más de 20 personas, entre ellas varios niños. Hay muertos», ha confirmado Dan Thompson, jefe de la policía en Waukesha. Al menos cinco son los fallecidos y hay 40 heridos. La camioneta, de color rojo, ya ha sido localizada y hay una persona detenida.

Testigos del suceso cuentan cómo se escuchó un estruendo y después llantos y gritos de las personas que resultaron embestidos por el vehículo. La camioneta arrolló a los viandantes y continuó su trayecto sin detenerse. Muchos niños estaban con sus padres en el desfile. Un agente de la policía disparó hacia el vehículo para intentar detenerla, según informa la cadena de televisión Univision.

Hasta el momento se investigan todas las opciones de este suceso, incluido el móvil terrorista. Con el desfile navideño, Waukesha inaugura cada año la temporada festiva. El jueves próximo se celebra el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos. Todo el país está en shock por este drama, que afecta a numerosas familias.

En estas fechas, con la vuelta de las multitudes en las calles, la sombra de sucesos como el vivido en Berlín en diciembre de 2019 vuelve a agrandarse. Entonces murieron 12 personas que asistían a un mercado navideño en pleno centro de Berlín cuando un camión embistió a los asistentes. En aquel caso fue un atentado terrorista.