Internacional

Rusia toma Jersón, en el sur de Ucrania, en su primera victoria desde el inicio de la invasión

Soldado ruso armado en Crimea

Soldado ruso armado. EP

El ejército ruso ha tomado Jersón, en el sur de Ucrania. Se trata de la primera gran ciudad ucraniana en quedar bajo control ruso desde la invasión de la semana pasada. Es un importante enclave estratégico. El alcalde, Igor Kolykhaev, dijo que un grupo de unos 10 oficiales rusos armados, incluido el comandante de las fuerzas que atacan la ciudad, entraron en la sede consistorial para establecer una administración militar, según ha adelantado The New York Times.

«No hay ejército ucraniano aquí», dijo el alcalde de Jersón antes de sufrir la toma por parte del ejército ruso. «La ciudad está rodeada», añadió. La caída de Jersón, una ciudad de 300.000 habitantes, al noroeste de la península de Crimea, es clave porque permite a los rusos controlar una mayor parte de la costa sur de Ucrania y avanzar hacia el oeste, hacia Odessa.

Según las informaciones, las tropas ucranianas en Jersón se habrían replegado hacia Mykholaiv, el siguiente enclave defensivo si Rusia pretende expandirse por el oeste de la costa ucraniana del mar Negro.

No obstante, pese a que el alcalde admitió la caída de la ciudad, milicias y unidades de defensa territorial ucranianas seguían combatiendo durante la madrugada en las calles de la localidad, según informó el servicio de noticias de Euromaidan.

Lo cierto es que durante los primeros siete días de invasión se ha demostrado que ninguna ciudad ha aceptado sin más ser controlada por los rusos. En todo el país se han sucedido demostraciones ciudadanas contra el ejército invasor, manifestaciones de resistencia u organización de milicias. La duda para Rusia es si será capaz de controlar todas sus retaguardias según avance por un país de la extensión de Ucrania y ante una población hostil.

El Servicio de Emergencias de Ucrania ha asegurado que más de 2.000 civiles han perdido la vida desde que comenzó la ofensiva militar rusa, el pasado jueves, en un nuevo balance que contrasta con las declaraciones de las autoridades de Rusia sobre la protección de la población.

Las autoridades ucranianas han informado también de la muerte de una decena de trabajadores de los servicios de emergencia, según un comunicado publicado en Facebook.

Por parte de la ONU, el recuento lo ha asumido el Alto Comisionado para los Derechos Humanos, que hasta el martes tenía confirmados al meno 136 civiles fallecidos, 13 de ellos niños, y más de 400 heridos. No obstante, también reconoció que el balance de víctimas es «mucho mayor» del que puede verificar.

Te puede interesar

Comentar ()