Internacional

Rusia alardea de haber matado a "180 mercenarios extranjeros" en la base militar ucraniana

Bombardeo ruso a una base ucraniana en Lviv.

Bombardeo ruso a una base ucraniana en Lviv.

El consejo regional de Leópolis, en el oeste de Ucrania, informó este domingo del impacto de ocho misiles rusos contra una base militar situada en la región de Lviv, muy cerca de la frontera con Polonia, en lo que supone la mayor escalada contra esta zona.

Según información oficial de la Administración regional de Lviv, se han registrado al menos 35 muertos y 134 heridos tras el bombardeo. Por su parte, el Kremlin ha alardeado de haber acabado con la vida de «180 mercenarios extranjeros» y han escudado su actuación en que el objetivo atacado estaba siendo utilizado para almacenar equipo militar facilitado por las potencias occidentales. «Hasta 180 mercenarios extranjeros y sus centros de entrenamiento, así como un gran lote de armas extranjeras, han sido destruidos en instalaciones de la región de Leópolis», ha manifestado el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov.

«El régimen de Kiev estableció centros de coordinación de entrenamiento y combate para mercenarios extranjeros antes de ser desplegados en las áreas de combate para luchar contra los militares rusos, así como un depósito de almacenamiento de armas y equipos militares enviados por países extranjeros, en estas instalaciones» ha señalado Konashenkov.

El ministro de Defensa de Ucrania, Oleksii Reznikov, ha confirmado que «los instructores extranjeros trabajan aquí». «Este es un nuevo ataque terrorista contra la paz y la seguridad cerca de la frontera entre la Unión Europea y la OTAN. Se deben tomar medidas para detener esto», ha agregado.

«Los ocupantes (rusos) han realizado un ataque aéreo contra el Centro Internacional de Seguridad y Mantenimiento de Paz (IPSC) en Yavoriv», a 50 kilómetros al oeste de Leópolis y a unos 25 kilómetros de la frontera con Polonia, informó el consejo regional en su página web, según recoge Efe.

Fuerzas de la OTAN entrenan habitualmente en este área del IPSC junto a militares del Ejército ucraniano desde 1995.

La ciudad de Leópolis -donde algunos países occidentales trasladaron sus embajadas en los días previos a la invasión rusa del 24 de febrero- no ha resultado alcanzada, aunque sí han sonado alarmas aéreas entre mensajes a la población para que busque refugio.

El bombardeo se produce después de que Moscú amenazase este sábado con atacar los convoys de armas que las potencias occidentales envíen al Ejército ucraniano.

Además, según informan varias agencias, este domingo también se ha producido un ataque de las tropas rusas al aeropuerto de Ivano-Frankivsk, localidad en el oeste de Ucrania situada a 150 kilómetros de la frontera con Rumanía.

Te puede interesar

Comentar ()