Internacional

GUERRA EN EUROPA

Mil ojos sobre el cielo, los drones revolucionan la guerra en Ucrania

La invasión rusa de Ucrania se ha convertido en el campo de acción de drones de todo tipo, empleados en tareas de vigilancia y en misiones suicidas. "Por primera vez estamos viendo el uso de drones de combate a gran escala en esta guerra", advierte un experto

Imágenes tomadas por drones.

La guerra moderna ya nos tenía acostumbrados a las imágenes de los bombardeos realizados desde grandes aviones no tripulados en acción, pero las imágenes que tenemos de los combates entre rusos y ucranianos son de las más explícitas que se han podido grabar en una guerra en mucho tiempo. Tomas aéreas en las que se ve, por ejemplo, cómo una columna de tanques rusos es atacada por ucranianos y cómo se dispersan las tropas invasoras o cómo se produce la destrucción de un tanque ruso. Están grabadas por un dron y accedemos a ellas porque esa es la primera de las funciones de esta tecnología, la propaganda. Pero no es su único fin, estos artilugios están cambiando la guerra en aspectos militares que hasta hace poco eran impensables, especialmente en cuestiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento. Beneficios que hoy se pueden obtener con un dron de pocos centenares de euros.

«Por primera vez estamos viendo el uso de drones de combate a gran escala en esta guerra. En particular, el TB-2 Bayraktar turco ha hecho una contribución significativa a las capacidades militares ucranianas mediante ataques contra convoyes rusos, incluidos tanques, camiones de suministro de vehículos blindados, instalaciones de misiles tierra-aire, vehículos de mando y control, y vehículos petroleros» , afirma Wim Zwijnenburg, experto en drones y líder del proyecto de desarme humanitario de la organización holandesa Pax

El uso de drones por parte de Ucrania será estudiado por los ejércitos de todo el mundo

Wim Zwijnenburg, experto en drones

A su juicio, el dron turco está «allanando el camino para que las tropas terrestres y otras aeronaves inflijan más daño al avance de las tropas rusas». «En particular, con la enorme capa de nubes propia de esta época del año, los drones más pequeños, tanto militares como comerciales, son vitales para rastrear los movimientos del enemigo y ayudar a guiar los ataques de artillería, pues pueden pasar desapercibidos durante mucho tiempo», añade. «Los drones ucranianos son una herramienta letal con capacidad de realizar ataques desde una distancia segura. El uso de drones por parte del ejército ucraniano será estudiado seguramente por las fuerzas armadas de todo el mundo».

Drones DJI comerciales enviados por voluntarios finlandeses a Ucrania.
Drones DJI comerciales enviados por voluntarios finlandeses a Ucrania.

Según Zwijnenburg, Ucrania ha desarrollado, desde el inicio de la guerra en la región oriental de Donbás en 2014, su propia industria. «Son vitales para operaciones de vigilancia y selección de objetivos», señala este experto. Su manufactura se ha centrado principalmente en los teledirigidos más pequeños, y han ampliado su capacidad con los misiles turcos TB-2 Bayraktar. A comienzos de la invasión rusa un grupo de voluntarios finlandeses viajó hasta la frontera para entregar al ejército ucraniano 140 drones comerciales DJI, metidos en maletas. Son los mismos que se puede encontrar en una tienda en España, pero están siendo decisivos para defenderse de los rusos.

«Se están usando, además, una amplia gama de drones comerciales, sobre todo la gama DJI chinos, pero no hay que olvidar que Ucrania también cuenta con una gran industria nacional. Así que hemos visto una gama de pequeños drones comerciales para exploración, reconocimiento y selección de objetivos, pequeños drones militares suicidas y los llamados drones de combate MALE (media altitud y larga resistencia), incluidos el turco TB-2 Bayraktar y el ruso Orion», asegura Zwijnenburg .

Inteligencia, vigilancia y reconocimiento.

«Esta guerra tiene características de guerra moderna, sin la menor duda. Y no solo por los drones, que sin duda también están siendo importantes. A Ucrania le han dado bastante buen resultado. Nos enteraremos con el tiempo de las cosas nuevas que se han usado porque en todas las guerras se experimenta con el armamento», explica Manuel Morato, coronel del ejército de Tierra español y ex agregado militar en Rusia y Ucrania. «Desde el punto de vista de la industria armamentística y su investigación, si tienes la posibilidad de ver la destrucción real y no imaginaria, nada mejor que una guerra para hacerlo. Desgraciadamente es así. Hay una parte de guerra convencional pero lo que vemos en Ucrania es una guerra híbrida», añade el militar.

Drones suicidas rusos y americanos

“Rusia ha estado probando una amplia variedad de drones militares en Siria, incluidos sus drones Orion, pero aún va por detrás en comparación con Turquía, EEUU o China”, afirma Zwijnenburg. Esta inferioridad aérea en drones los rusos la han querido compensar pidiendo a China algunos de sus modelos de combate, según la información que el Pentágono hizo pública recientemente y que los chinos desmintieron. «También se ha detectado el uso por parte de Rusia de la versión armada del dron Forpost-4, basado en un modelo israelí que Rusia obtuvo hace una década y que ha resultado clave en sus operaciones en Siria y ahora también en Ucrania», afirma el experto.

Kalashnikov KUB-BLa
Kalashnikov KUB-BLa sin detonar.

Del lado ruso, hemos visto un aumento en el uso de Kalashnikov KUB-BLa, los llamados drones suicidas. «Estos son pequeños drones de mano con una carga útil letal que se han desplegado en Kiev, aparentemente cargados con una carga útil antipersona (pequeñas bolas de metal). Sin embargo, las imágenes compartidas en internet de drones intactos encontrados parecen indicar que presentan algunos problemas de funcionamiento», asegura este experto holandés.
Por su parte, los estadounidenses han compartido con Kiev su tecnología en materia de drones suicidas. Lo han hecho con un envío de 100 Switchblades, un modelo capaz de destruir blindados. 

Oda al dron turco

Los Bayraktar TB2 turcos -baratos pero muy efectivos- han despertado un auténtico furor en Ucrania, donde sus capacidades en combate y sus supuestos éxitos le han granjeado un áurea de potente arma en manos de la resistencia. Ankara, que ha tratado de mantener cierta equidistancia con ambos bandos en liza y aspira a desempeñar el papel de mediador, insiste en que su adquisición por parte de Kiev fue una compra directa con una empresa turca, ajena a las autoridades.

Un blindado ruso impactado por un Bayraktar TB2.

«Sabemos que los Bayraktar son muy populares en Ucrania», declaró secamente Mevlüt Çavuşoğlu durante un encuentro la semana pasada con su homólogo ucraniano Mevlüt Çavuşoğlu en la ciudad occidental ucraniana de Leópolis. El jefe de la diplomacia ucraniana, Mevlüt Çavuşoğlu, se había mostrado más entusiasta: «El nuevo himno de Ucrania, Bayraktar». Las fuerzas terrestres ucranianas le han compuesto una oda que se pude ver en YouTube. «Los bandidos rusos se transforman en fantasmas por Bayraktar», reza la canción.

Te puede interesar

Comentar ()