Rusia ha reorganizado la cúpula militar que dirige las operaciones en Ucrania para tratar de mejorar la coordinación de sus unidades sobre el terreno, según informó una fuente occidental a la emisora británica BBC.

El Kremlin ha designado al general Alexander Dvornikov, con experiencia previa en Siria, como primer eslabón de la cadena de mando para dirigir la invasión, indicó esa fuente al canal público, que no revela su identidad.

El ejército ruso ha mantenido hasta ahora diversos grupos operativos con mandos independientes y 44 días después de comenzar los ataques en Ucrania no ha logrado cumplir sus objetivos ni tomar grandes ciudades como Kiev.

El presidente ruso, Vladímir Putin, puede poner por delante ciertos «imperativos políticos» frente a otras «prioridades militares» a la hora de decidir sus siguientes pasos, indica la BBC.

Moscú está tratando de acelerar la consecución de objetivos para lograr «alguna clase de éxito» antes del 9 de mayo, cuando Rusia conmemora la victoria en la Segunda Guerra Mundial.

En los últimos días, las tropas rusas se han retirado de las inmediaciones de Kiev y otras zonas de Ucrania para centrar sus esfuerzos en una ofensiva en la región del Donbás, en el este del país.