Deportes

Expertos internacionales analizan la respuesta del Santiago Bernabéu a un ataque nuclear y químico

El Real Madrid ha participado este fin de semana en el proyecto de la UE 'Safe Stadium', que investiga la preparación de los estadios europeos a ataques químicos, nucleares, biológicos y radiológicos

Un aficionado saca una fotografía desde la grada abierta al Tour del Bernabéu

Un aficionado saca una fotografía desde la grada abierta al Tour del Bernabéu Ignacio Encabo

El 19 de febrero de 2020 se disputó un partido de fútbol en Milán que fue calificado como una bomba vírica. El Atalanta-Valencia de la Champions League congregó a 45.792 espectadores en San Siro justo cuando el coronavirus empezaba a expandirse por Europa y muchos epidemiólogos lo consideran como uno de los grandes aceleradores de la pandemia.

Los expertos de la Unión Europea en armas nucleares y biológicas tomaron buena nota de lo ocurrido en Milán, porque a los pocos días el virus ya era incontrolable. «El Covid muestra con qué facilidad se pueden propagar los agentes biológicos en un entorno de este tipo», argumentaron para lanzar en junio de 2021 Safe Stadium, un proyecto coordinado por la Universidad de Lodz de Polonia que tiene como objetivo analizar cómo pueden y deben responder los estadios ante un ataque biológico, químico, nuclear o radiológico.

En el proyecto Safe Stadium de la UE participan cinco países hasta 2023

El panel de expertos de Safe Stadium ha viajado este fin de semana al Santiago Bernabéu y ha buceado en las entrañas del estadio del Real Madrid en la previa y durante el encuentro ante el Getafe para conocer sus protocolos, sus sistemas de seguridad y su capacidad de respuesta ante una situación tan extrema.

El equipo de expertos del proyecto Safe Stadium posa tras la reunión en la Ciudad Deportiva de Valdebebas
El equipo de expertos del proyecto Safe Stadium posa tras la reunión en la Ciudad Deportiva de Valdebebas Realmadrid.com

El sistema de seguridad del nuevo Santiago Bernabéu

Tras reunirse el viernes por la mañana en la sede del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), los expertos visitaron el Santiago Bernabéu por la tarde para una primera inspección. El sábado siguieron muy de cerca cómo se desempeña el equipo de seguridad durante una jornada de partido y el domingo asistieron a unas jornadas de trabajo en la Ciudad Deportiva de Valdebebas.

«Nos contactaron desde la Universidad de Lodz para que fuéramos un estadio piloto en este estudio», cuentan desde el Real Madrid. Los expertos llegaron al Bernabéu con una lista de 60 preguntas dirigidas al director de seguridad del club y al director de seguridad del estadio. La función de estos especialistas fue observar cómo se comportan los equipos de seguridad, cómo detectan los incidentes, qué capacidad tienen los circuitos cerrados de televisión, analizar el comportamiento de los asistentes, cómo se mueven por las instalaciones y qué planes operativos y de emergencia hay establecidos en el Bernabéu, un estadio en plena remodelación.

En total han participado varias decenas de expertos polacos, italianos, eslovacos y españoles en la visita al templo blanco. Las conclusiones del estudio tardarán todavía en conocerse, pues los especialistas tienen que viajar todavía a más estadios del continente antes de realizar el informe final.

Qué son los sistemas de defensa NRBQ

La visita no tiene nada que ver con la amenaza nuclear que pende sobre Europa después de la invasión de Ucrania por parte de Rusia y de que la OTAN activara sus defensas antinucleares en el este de Europa a finales de marzo.

No obstante, este proyecto sí tiene que ver con una tendencia creciente que ha detectado la UE y que dejó reflejada en el Informe sobre la situación y las tendencias del terrorismo: «Según los informes recientes, hay un aumento general de la propaganda terrorista sobre el uso de amenazas NRBQ (Nucleares, Radiológicas, Biológicas y Químicas) en los ataques y tutoriales sobre cómo llevar a cabo dichos ataques», indica el organismo europeo.

Por eso lanzó en 2021 el proyecto Safe Stadium, coordinado por la Universidad de Lodz, en Polonia, y en el que participan cinco países (Polonia, Eslovaquia Italia, Alemania y España) y numerosas entidades. Por parte de España están el Real Madrid, el INTA y el Ministerio del Interior a través de la Policía Nacional.

Del MSK Zilina al Santiago Bernabéu

Dotado con un presupuesto de 3,3 millones de euros, la primera inspección del proyecto Safe Stadium se realizó en octubre de 2021 en el Estadio multiusos de Poznan, en Polonia. La segunda fue al mes siguiente, en noviembre, cuando los técnicos analizaron dos estadios de la ciudad de Lodz.

Visita de los expertos al estadio del LKS Lodz en noviembre de 2021

La tercera visita fue en febrero en Eslovaquia, donde los especialistas examinaron la seguridad del estadio MSK Zilina durante un partido de la UEFA Youth League entre el Zilina y el Inter de Milán. El Bernabéu es el estadio más grande que participa en este estudio.

El objetivo es tener a finales de 2023 un informe con una lista de recomendaciones que puedan implementar los estadios europeos porque, según la propia UE, la mayoría de instalaciones deportivas no están bien preparadas para enfrentarse a una amenaza de esta naturaleza. «Las medidas y regulaciones de seguridad aplicadas en las instalaciones deportivas son del más alto nivel en comparación con otros blandos», señala el grupo de expertos. «Sin embargo, hay una gran caída en cuanto a procedimientos y capacitación para prevenir y responder a amenazas NRBQ«.

Terrorismo en el fútbol

En diciembre de 2004, el Bernabéu tuvo que ser evacuado en cuestión de minutos por una amenaza de bomba de ETA durante un encuentro de Liga ante la Real Sociedad. Al final resultó ser una falsa amenaza, pero los protocolos funcionaron a la perfección y la evacuación se realizó de forma rápida y ordenada.

Dos años antes, en 2002, ETA puso una bomba en Torre Europa, a escasos metros del Bernabéu, horas antes de un Real Madrid-Barcelona de Champions. Después de aquella explosión, Europa ha sido escenario de varios atentados relacionados con el fútbol. En 2015, el Stade de France registró varias explosiones perpetradas por yihadistas en sus inmediaciones durante un Francia-Alemania. Y dos años después, en 2017, un ciudadano alemán hizo estallar varias bombas caseras al paso del autobús del Borussia Dortmund antes de un partido de la Champions League.

Te puede interesar

Comentar ()