La ciudad de Kiev ha vuelto a ser sacudida por ataques aéreos durante la tarde de este jueves, mismo día en que el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, se encuentra visitando la capital ucraniana para reunirse con el presidente, Volodimir Zelenski.

El alcalde de la ciudad, Vitaliy Klychko, ha confirmado el impacto de dos misiles en un edificio residencial del distrito de Shevchenkivskyi, próximo al centro de la ciudad, a través de su cuenta de Telegram. Los equipos de rescate se encuentran en la zona y por el momento se conoce que hay tres personas hospitalizadas por este último ataque ruso a la capital.

El asesor de Zelenski, Mykhailo Podolyak, también ha denunciado a través de su Twitter la ofensiva producida dos días después de la visita de Guterres al presidente ruso, Vladimir Putin, en Moscú.

«Ataques con misiles en el centro de Kiev durante la visita oficial de @antonioguterres. El día anterior estaba sentado en una mesa larga en el Kremlin, y hoy las explosiones están sobre su cabeza. ¿Postal de Moscú? ¿Recuerda por qué Rusia todavía ocupa un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU?».

El Ministerio de Defensa de Rusia afirmó el martes que lanzaría ataques contra Kiev si Ucrania llegase a utilizar contra territorio ruso las armas proporcionadas por el Reino Unido y los aliados occidentales, después de que un alto cargo británico apoyara esta posibilidad.