Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022 Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022

Europa | Internacional

Marruecos, implicado en la trama de corrupción en el Parlamento Europeo

La sede del Parlamento Europeo en Bruselas

Una furgoneta de la policía ante la sede del Parlamento Europeo en Bruselas. EFE

El Qatargate va a creciendo día a día. No solo Qatar habría pagado sobornos a eurodiputados por influir a su favor en el Legislativo comunitario. También Marruecos está en el punto de mira de los investigadores, según han publicado Der Spiegel y Politico. En concreto, un embajador marroquí en un país del Este de Europa habría hecho regalos cuantiosos al ex eurodiputado italiano Pier Antonio Panzeri, cuando formaba parte de la subcomisión de Derechos Humanos. Panzeri es uno de los cuatro imputados en la causa, junto a la destituida vicepresidenta del Parlamento Europeo Eva Kaili, que se encuentra en la prisión de St. Gilles, en la capital belga. También su pareja, Francesco Giorgi, asesor parlamentario, está imputado y otro asesor más.

Según la investigación en curso de la Fiscalía belga, la esposa de Panzeri, Maria Dolores Colleoni, y su hija Silvia, estaban al tanto de los regalos que recibían de alguien a quien llamaban «el gigante». Una posibilidad es que este benefactor fuera el embajador marroquí en Polonia, Abdeharramin Atmoun. Tanto la esposa como la hija de Panzeri están acusadas de complicidad en organización criminal, corrupción y blanqueo de dinero. Las autoridades belgas piden su extradición.

Panzeri hizo contactos en Marruecos cuando era eurodiputado del grupo de Socialistas y Demócratas, entre 2004 y 2019. Estuvo en la delegación responsable de diplomacia interparlamentaria entre el Parlamento Europeo y las Cámaras de los países del Magreb. Ahora es presidente de Fight Impunity, una ONG focalizada en la lucha contra la impunidad y la defensa de los derechos humanos.

La ex eurodiputada portuguesa Ana Gomes, socialista, ha recordado en su cuenta de Twitter cómo Panzeri y otros más «frustraron resoluciones sobre el Sáhara Occidental y sobre derechos humanos en Marruecos».

En los registros en los distintos domicilios la policía belga se ha incautado de 1,5 millones de euros. La familia de Panzeri, según se deduce de las conversaciones a las que ha accedido la investigación se gastó más de 100.000 euros en las vacaciones navideñas del año pasado a costa de estos regalos. La esposa se quejaba de que en esta ocasión no iban a poder disfrutar de estos lujos. Es más, es posible que las pasen en prisión.

Te puede interesar

Comentar ()