Las autoridades ucranianas han denunciado en la noche de este domingo nuevos ataques con drones de presunta fabricación israelí contra la capital del país, Kiev. Al menos un joven de 19 años ha resultado herido, según ha confirmado el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko.

El ejército de Ucrania informó a primera hora del domingo de que en la víspera de Año Nuevo las tropas rusas habían atacado territorio ucraniano con drones, de los cuales al menos 45 habrían sido derribados. Así lo comunicó el Mando de la Fuerza Aérea de las tropas ucranianas en su perfil de Telegram, agregando que, de los 45 drones derribados, trece se destruyeron en 2022 y 32 en 2023, según recogió la agencia de noticias Ukrinform.

El portavoz de las autoridades locales, Oleksiy Kuleba, ha señalado que «las fuerzas de defensa aérea están trabajando en objetivos», en referencia a un supuesto ataque de drones en la región de Kiev.

«Los principal ahora es mantener la calma y permanecer en los refugios hasta que suene la alarma», ha agregado al criticar que «el peligro persiste en la región».