La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, abandonó este jueves la cumbre de líderes de la Unión Europea (UE) en la que participaba para iniciar un aislamiento tras estar en contacto con una persona de su equipo que dio positivo en una prueba de Covid-19.

«Acabo de ser informada de que un miembro de mi oficina principal ha dado positivo esta mañana por covid-19», anunció Von der Leyen a través de la red social Twitter tras haber participado en la mesa redonda de la cumbre con los jefes de Estado y de Gobierno comunitarios.

La noticia saltaba poco después de la reunión que ha mantenido la presidenta de la Comisión con el líder de la oposición, Pablo Casado, que se ha trasladado a Bruselas para mantener una reunión con el Partido Popular Europeo, al que ha trasladado su «preocupación» por la reforma del Poder Judicial que planea sobre España.

Otro caso positivo entre sus contactos próximos llevó a Von der Leyen a tener que respetar un confinamiento de una semana a primeros de mes, el periodo de cuarentena voluntaria fijado por las autoridades belgas, aunque menor que las dos semanas que la propia Comisión Europea recomienda en sus directrices sobre la pandemia.