OHL está en busca de nuevos compañeros de fatigas.

La constructora española ha anunciado este jueves su intención de dar entrada a un socio minoritario en el capital de su división OHL Concesiones, mediante la venta de hasta un 40% de la compañía. El anuncio se produce apenas una semana después de que la firma controlada por el Grupo Villar Mir lanzara una OPA de exclusión por su filial en México, en colaboración con el fondo IFM Global Infraestructure.

Tanto en uno como en otro caso, los planes de OHL han recibido el visto bueno de los analistas por los beneficios que se derivan de la obtención de nuevos socios. “Un socio financiero apoyará el crecimiento: permitiendo a OHL Concesiones entrar en más y nuevos proyectos de concesiones (lo cual puede también ser positivo para el brazo constructor de OHL) y también reducirá el compromiso directo de capital de OHL en la fase de construcción”, consideran los analistas de BPI.

La entrada de un socio puede ayudar a OHL a poner en valor su negocio de concesiones

En el banco portugués también observan que el precio que pague el potencial nuevo socio de OHL permitirá obtener una valoración de referencia de las concesiones no cotizadas del grupo, “valoradas por nosotros a 1 vez el capital invertido (si en lugar de eso asumimos unas valoración de 2 veces el capital invertido incrementaría nuestro valor de empresa por 1,1 euros por acción)”.

Con los fondos obtenidos, se espera que OHL haga frente a su elevada deuda, principalmente derivada del negocio de construcción e ingeniería. “Los fondos de esta posible venta serían utilizados para reducir esta deuda (la estimamos en 600 millones de euros a finales de 2017, cuatro veces Ebitda), que es demasiado alto y podría limitar el acceso de OHL a los mercados de capitales”, indican en Alantra.

Por estas razones en Fidentiis hacen una lectura positiva de la decisión de OHL. “Esto debería ser bien recibido por las acciones de OHL, dado que pondrá en valor sus concesiones no cotizadas y debería implicar un importante impulso para reducir la deuda con recurso”, comentan.

Y a pesar de que la compañía abrió la jornada bursátil de este viernes con escaso entusiasmo, al final los inversores han dado un voto de respaldo a la medida. La cotización de OHL ha repuntado un 3,5% y acumula ya un repunte próximo al 30% en sólo once sesiones.

La falta de visibilidad en su negocio de construcción sigue siendo un lastre

Pero aún así, los expertos resaltan que la búsqueda de nuevos socios no es aún suficiente para ocultar las dificultades que enfrenta OHL. Entre otras cuestiones, porque una de las claves será, como observan en Banco Sabadell, el precio al que se ejecuta la operación. “Teniendo en cuenta la reciente oferta por OHL México (100% del capital en 2.100 millones de euros), la división de concesiones debiera estar valorada a nivel de capital por encima de los 1.500 millones de euros”, indican los analistas de la entidad.

Y más allá de eso, en Alantra advierten de que “todavía hay poca visibilidad sobre las perspectivas de la división de construcción e ingeniería y su normalización de márgenes y capital de trabajo. Esta división debe convertirse en el principal generador de flujos de caja libre para el grupo y, una vez alcanzado este punto, OHL tendrá acceso a los mercados de capitales y no tendrá necesidad de vender sus bienes patrimoniales para respaldar su estructura financiera.

Para la firma de análisis, “esto, junto con su mala visibilidad estratégica y la desconsideración hacia los accionistas minoritarios” lleva a mantener “nuestra calificación neutral en la acción a pesar del aparente atractivo de valoración”.