OHL está de celebración en bolsa. La compañía española de infraestructuras se dispara este jueves más de un 15% sobre el parqué, en lo que representa su mejor sesión en un año.

Este repunte se produce después de que la empresa controlada por el Grupo Villar Mir anunciara una OPA (Oferta Pública de Adquisición) para hacerse con el control del 41,99% del capital de su filial OHL México que no es de su propiedad y excluirla de la bolsa.

La operación, que se lanza en alianza con el grupo IFM Global Infrastructure -que financiará parte de la operación-, valora las acciones del grupo en 27 pesos mexicanos, un 18% por encima de los niveles a los que había cerrado la filial mexicana en la sesión del pasado martes y supone valorarla en unos 46.769 millones de pesos (unos 2.300 millones de euros).

OHL remonta su marcha en bolsa tras caer un 40% en los últimos dos meses

Desde hace meses, el mercado venía especulando con esta oferta, que ha sido bien recibida por los expertos. Especialmente por suponer el refuerzo de su asociación con IFM en el negocio mexicano de OHL, lo que puede ser útil a la hora de financiar nuevas inversiones en el país. «La clave de la exclusión es que permitiría reducir la presión regulatoria por un lado, por otro se conseguiría un socio para acometer futuras inversiones (positivo dadas las limitaciones financieras de OHL) y además, se pone en valor el activo más importante del grupo OHL», comentan en Banco Sabadell.

Del mismo modo, los expertos creen que, una vez ejecutada la OPA, OHL podría reducir su participación en el grupo mexicano, con lo que podría conseguir hasta 220 millones de euros para reducir parte de su deuda, según observan en Alantra.

Así, esta operación ha supuesto un impulso para la cotización del grupo constructor español, golpeado en las últimas semanas por las dudas sobre su gestión -penalizada por las dudas sobre los cobros de una serie de proyectos internacionales-, su elevada deuda y la persistente sombra de sospecha sobre sus concesiones en México. Hasta el repunte de este jueves, la cotización de OHL arrastraba un desplome del 40% en dos meses y acumula un retroceso próximo al 80% en los últimos cuatro años.

La cotización de OHL se sitúa actualmente en el entorno de los 1.000 millones de euros.

«Pensamos que esta medida y la eventual reducción de su deuda con recurso serán buenas noticias para OHL. Pero pensamos que el principal reto para OHL será normalizar el desempeño de su división de construcción para convertirla en un generador recurrente de flujos de caja, que es el principal problema de OHL», indican en Alantra.

A 3,35 euros por acción, analistas como Ángel Pérez, de Renta 4, consideran que, pese a los riesgos que presenta la compañía, «en caso de que la dirección tenga éxito en su estrategia de mejorar el negocio, debería hacerlo bien en bolsa, porque es una empresa que vale mucho más». En su opinión, el precio objetivo de OHL se situaría en los 4,5 euros, un 34% por encima de sus niveles actuales.