No me apetecía mucho preparar este artículo, pero hay que ser paisano y afrontar con gallardía la realidad. Es momento para hacer balance del 2018, comparar lo que realmente ocurrió con mis vaticinios, pasarme por la quilla públicamente por mis múltiples deslices y, si se diera el caso, congratularme por algún acierto.

Sin embargo, me animó a escribir sobre el tema escuchar al director de Análisis de una casa española jactarse de su acierto en 2018 en la selección de valores, y, que esperaban estar igual de atinados para el 2019. Por supuesto, con la soberbia habitual, ni una palabra sobre su apuesta de revalorización del 15% para la bolsa española en el ejercicio. Como decía Gandhi, “uno debe ser tan humilde como el polvo para poder descubrir la verdad”. Algo que la inmensa mayoría no se aplica.

La conclusión es que el año ha sido un desastre, tanto a nivel deportivo como personal o de mercados. La rentabilidad de prácticamente todos los activos ha sido negativa. Pocas excepciones se me ocurren, el inmobiliario y poco más.

La recomendación más generalizada al final de 2017 era movilizar a los clientes hacia la renta variable

La recomendación más generalizada al final de 2017 era movilizar a los clientes hacia la renta variable, incluso a los más conservadores, dado que en la renta fija las expectativas eran malas por la esperada subida de tipos y que los depósitos seguirían estando remunerados a cero o negativos. Para que no haya trampa ni cartón, incluyo un link al artículo del año pasado.

En términos generales auguré un buen año bursátil, y que la bolsa española tendría un mejor comportamiento que otras. Mi sector favorito era el bancario, y, auguré que Arcelor tocaría los 30 euros. También alerté sobre una posible inversión de la curva de tipos en Estados Unidos y un aumento de la volatilidad.

La verdad es que acerté poco, sólo en el aumento de la volatilidad, en el aplanamiento de la curva y que Arcelor tocaría los 30. Lo malo es que fue en enero y luego acabó el año desplomándose hasta 18. Pero pongamos la vara de medir, la predicción junto a la realidad:

  • Ibex: 12.000 (+16,95%).Acabó el año en 8.539,9 (-14,97%). Casi casi.
  • Eurostoxx: 4.000 (+11,62%). Cierre en 3.001,42 (-14,34%). Estelar.
  • Dow Jones: 25.900 (+5,26%).Terminó el ejercicio en 23.327,46% (-5,63%). Simétrico.
  • Alemania 10 años: 0,90% frente al 0,316%. En vez de subir la TIR bajó todavía más hasta 0,246%.
  • Diferencial España Alemania 10 años:75 puntos básicos frente a 118,5. No se movió, se mantuvo en 118.
  • Euro-dólar: 1,2300 frente a 1,1776. No se apreció el euro, lo hizo el dólar hasta 1,147.
  • Argentina gana el mundial de fútbol a Alemania. Se lucieron las dos selecciones, y, además ganó la que menos quería que ganara.
  • España cae en cuartos. Ni eso, pero no andaba yo muy desencaminado. Para casa en octavos contra la peor selección por ranking FIFA de todo el mundial.
  • Federer gana su vigésimo Grand Slam. Siempre nos quedará Roger. Ganó en Australia y disfruta de 20 Grand Slam en sus vitrinas. 99 torneos individuales en total.
  • Nadal se lesiona la rodilla y pierde el número 1. Efectivamente perdió el número 1, sufrió varias lesiones, pero no sé si de rodilla.
  • John Rahm gana su primer grande y alcanza el número uno del golf mundial. Número 4 y no ganó un grande pero buenos resultados y sensaciones esperanzadoras.
  • Tiger Woods culmina su regreso ganando un grande. No ganó un grande, pero volvió a levantar un trofeo 5 años después, y no uno cualquiera, sino el Tour Championship ante los 30 mejores jugadores de la temporada. Su regreso es un hecho.
  • Fernando Alonso genial como siempre pero el coche no va, así que nada. Clavado. Ahora ya ni es piloto de Fórmula 1, es piloto de coches y corre donde le apetece.
  • El Real Oviedo sube a primera. De ilusiones vive el tonto de los…
  • CR7 se va del Real Madrid. Soy un crack.

Visto lo visto, no me veo muy fuerte para hacer vaticinios para el 2019, casi mejor me apunto al pelotón de charlatanes en deportes y variedades porque en finanzas no he dado precisamente en el clavo, me quitaron el agua de la piscina. La realidad es que casi nadie pensaba que iba a ser un año tan negativo, muchos confiábamos en que Europa tomaría el relevo de Estados Unidos como locomotora del crecimiento mundial.

Todo apunta a que 2019 volverá a ser un ejercicio complicado en los mercados

Todo apunta a que 2019 volverá a ser un ejercicio complicado en los mercados. Siempre lo son, pero para mí, especialmente cuando los tipos de interés están en niveles tan anómalamente bajos que ni siquiera irte un poco largo en la curva te permite rentabilidades reales, restada la inflación, positivas. Eso hace que los más conservadores se vean obligados a asumir más riesgo del que les gustaría. Así que todo apunta a que tendremos que acostumbrarnos a convivir varios años con bajas rentabilidades.

En cuanto a los riesgos, parece que todo el mundo los tiene muy presentes, Brexit y populismos, donde se incluye a Trump, en cuyo debe podemos poner parte de la volatilidad de las bolsas este año dado su empecinamiento en una guerra comercial con China y el resto del mundo. Al César lo que es del César, también hay que decir que en su haber está que su país va como un tiro y con pleno empleo.

Vuelvo a apostar por el sector bancario, por eso creo que la bolsa española se comportará mejor que el resto. Para que eso suceda, los tipos de interés deberían subir, lo que implicaría que la economía europea no dará muestras de flaqueza. Sea como sea, sigamos con fuerza y optimismo tirando para adelante porque como escribió Séneca, “el espíritu angustiado por el futuro es desgraciado”. Buen 2019 y suerte.

Guerra entre Estados Unidos y Corea del Norte. Definitivamente soy un monstruo, se dieron hasta la mano Kim y Trump.