Nuestro presidente en funciones podría perfectamente haberse ahorrado la molestia de hablar por teléfono con los 17 presidentes autonómicos, los de Ceuta y Melilla y el presidente de la Federación de Municipios y Provincias porque nadie le ha comprado este envoltorio con el que pretendía camuflar la única llamada, el único encuentro que era objeto de su interés: el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate