La industria del turismo en España se maneja desde hace varios trimestres con el viento en contra. La pérdida de pujanza de algunos de los principales destinos turísticos de país –especialmente Canarias y Baleares- por la competencia de algunas plazas en la costa africana del Mediterráneo, se ha visto agravada en los últimos meses por la caída del touroperador Thomas Cook.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate