El ministro Planas se explica muy bien. Yo soy muy de Planas, porque es un ministro un poco chapado a la antigua. En lugar de soltarse un mitin a los agricultores, les habla como si fueran primos suyos, o sobrinos. Les dice que se va a reunir con ellos porque entiende sus problemas. En lugar de llamarles «carcas» se solidariza con sus quejas.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate