Ser periodista en una sociedad cada vez más polarizada no es fácil. Colocarse a uno de los dos lados de la contienda te garantiza la descalificación de los que están enfrente, pero, a cambio te asegura el apoyo de los que te consideran uno de los suyos.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate