La atención de los inversores durante las últimas semanas ha estado centrada en la evolución del coronavirus en China y sus trágicas estadísticas de infectados y fallecidos, así como los casos que se han ido produciendo fuera del país de origen. Los impactos a corto plazo en China parece que van a ser importantes, pues todo indica que esta crisis está afectando sensiblemente la actividad económica del gigante asiático. A medio plazo, no creemos que tanto.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate