El de Perpiñán ha sido el primer acto de campaña de Carles Puigdemont que ha logrado convocar a todos sus partidarios en un acto destinado sobre todo a demostrar su poderío entre el independentismo ante las pretensiones electorales de Esquerra Republicana y seguramente también ante su predecesor Artur Mas y ante los miembros del sector moderado de la antigua Convergencia Democrática de Cataluña, CDC.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate