Que decepción. No se me ocurre otro calificativo mejor para describir los acontecimientos vistos, escuchados y leídos estos días con el Capitolio de los Estados Unidos como protagonista.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate