Opinión

Irene Montero va al matadero

La ministra de Igualdad, Irene Montero. EFE

Va al matadero. La ministra de Igualdad se encamina con su ley trans bajo el brazo hacia el lugar preciso desde donde lanzan una descarga a los terneros para que fallezcan sin dolor y sin traumas pero que fallezcan al fin y al cabo.

Esa ley que acaba de aprobar el Consejo de Ministros es una trampa evidente que le han puesto al sector de Podemos para que no siga dando la lata y para que no obstaculice otros proyectos y otras iniciativas que interesa sacar a la parte socialista del Gobierno.

Es verdad que Pedro Sánchez cerró el debate dentro del Consejo de Ministros en favor de Irene Montero pero ya digo que fue porque sus apuestas políticas estaban en otros ámbitos y le convenía tener a la parroquia morada contenta.

Pero no es solo que en la Comisión de Igualdad, que ella preside, Carmen Calvo esté esperando la entrada de esta ley con un garrote en la mano para atizarle hasta en el carnet de identidad.

No sé si la señora Montero es consciente de que le han tendido una trampa para elefantes»

Es que tiene además que pasar por la evaluación del Consejo Fiscal donde le harán -en realidad habría que hablar en condicional y decir mejor le harían porque es muy dudoso que llegue hasta allí- un recibimiento similar al que le espera en la Comisión que preside la anterior vicepresidenta primera.

No sé si la señora Montero es consciente de que le han tendido una trampa para elefantes. Porque es lo que tiene delante, para satisfacción de los millones de mujeres, y de hombres, que no están dispuestos a tragar, por ejemplo, con que sus hijos e hijas decidan cambiar de género en cuatro meses, una ley que pasa a considerar el sexo no una cuestión biológica sino una cuestión social, lo que ahora se llama muy pedantemente un «constructo».

Pues ese «constructo» va a decaer al mismo tiempo en que se cierre la legislatura. De modo que vamos a perder el tiempo en la discusión de una ley que no va a nacer en ninguno de los casos.

A Irene Montero la han engañado. Y con razón porque esa ley es un bodrio se mire por donde se mire que no hay por dónde cogerlo.

Te puede interesar

Comentar ()