No son horas, las nueve de la mañana, para convocar una manifestación. A menos que sea una manifestación de funcionarios que se cojan el día libre o por lo menos unas horas libres para acudir a manifestarse.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate