La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado este miércoles que el proyecto de creación de un nuevo espacio político debe formarse en base a objetivos electorales e impulsar debates programáticos sin centrarse en listas ni candidaturas: «Debemos salir de la locura electoral y centrarnos en el contenido», ha afirmado en una entrevista concedida a la televisión pública catalana.

En ella, la edil barcelonesa ha asegurado que su cargo como alcaldesa no es incompatible con participar en la creación de este espacio en el que «la ciudadanía sea la protagonista» para cambiar la forma de hacer política de forma más transparente, abierta y ética. Preguntada sobre si las personas que conformen este nuevo espacio deberán dejar atrás las siglas de los partidos de los que procedan, Colau ha subrayado que el objetivo es que puedan «conservar sus referencias», ya que lo que se busca es sumar por objetivos y no por siglas, según sus palabras.

Colau ha explicado que la creación de este espacio aún no se ha abordado debido a la falta de acuerdo para formar un Gobierno central y la cuestión de confianza a la que se someterá el 28 de septiembre el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, lo que provoca que el calendario electoral sea incierto y no permita que se aborde un proceso de debate.

Referéndum vinculante y con garantías

La alcaldesa ha insistido en que está dispuesta a trabajar al máximo para hacer posible la celebración de un «referéndum con garantías y vinculante que interpele al conjunto de la sociedad», y ha afirmado que uno de los errores que han cometido los partidos soberanistas es tratar de mostrar la independencia como algo fácil cuando en realidad es un proceso muy complicado.

En la misma línea, ha calificado como «un error» decir que la independencia está cerca, ya que podría crear frustración, y también ha pedido que no se afirme que España es «irreformable». Por último, ha recordado que los votantes de Unidos Podemos eran favorables a un referéndum en Cataluña.