Por si el Gobierno no había tenido suficiente en las últimas semanas, con el caso Soria y la investigación de Rita Barberá por el Tribunal Supremo, ahora vuelven a la luz asuntos que llevan meses lejos de los focos, y lo hacen a cuatro días de las elecciones autonómicas gallegas y vascas.

Toda la oposición, a excepción del PP, aprobará la creación de una Comisión de Investigación para que comparezca el ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, por las conversaciones que mantuvo en 2014 con el director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, que hace justo tres meses fueron dadas a conocer por el diario Público. Todo apunta a que esta Comisión tendría lugar una vez constituidas las Cortes, puesto que un Gobierno en funciones no tendría la obligación de comparecer y ser fiscalizado en la Cámara, tal como viene defendiendo el Grupo Popular, que resalta su interinidad en el Ejecutivo pese a la «apariencia de normalidad».

La grabación de las conversaciones de Fernández Díaz, en las que buscaba argumentos para desacreditar a los separatistas catalanes, se hizo pública cuatro días antes de las elecciones generales del 26 de junio y ahora que el Congreso retoma su actividad ordinaria vuelven a la palestra, otra vez en fecha clave. Ahora, la Junta de Portavoces, que establece la agenda parlamentaria, ha acordado que este asunto se incluya el orden del día del primer pleno ordinario de la Legislatura; un pleno que tendrá lugar el próximo martes 27, después del pleno extraordinario para explicar el nombramiento fallido del ex ministro José Manuel Soria en el que finalmente no participará Luis de Guindos, y donde todos los grupos parlamentarios, excepto el PP, aprobarán la Comisión.

Una comparecencia ‘obligada’

Podemos y Ciudadanos se han sumado a la petición que el Partido Socialista registró el 20 de julio y que censuraba el uso de «medios públicos» para conseguir «fines políticos». El ministro de Interior en funciones se verá obligado a dar explicaciones en la Comisión, puesto que, como ha explicado el portavoz socialista Antonio Hernando, de no hacerlo «estará cometiendo un delito de desobediencia». A esto, Hernando ha sumado la posible inhabilitación como cargo público que podría acarrear el en caso de que Fernández Díaz no compareciese. El portavoz de los socialistas ha asumido que la Comisión llegará una vez configurada la Cámara, asegurando que «no es posible» si las Cortes están disueltas y adelantando que tendrá lugar «en la siguiente legislatura, en caso de que haya».

La formación de Albert Rivera ha aclarado que se suma a la petición socialista para la apertura de una Comisión de Investigación después de plantear que diera explicaciones en el Congreso como “primera opción”, y de que haya “quedado claro que [Fernández Díaz] no va a comparecer”.

José Manuel Villegas, portavoz parlamentario de la formación naranja, también ha guardado distancias con la petición formulada por ERC y CDC de crear una Comisión de Investigación por esta misma causa. Una solicitud sobre la que se han mostrado en contra, al considerar que la formulación de esta petición incurre en el “victimismo al que estamos acostumbrados”. Antes de que la Junta de Portavoces se reuniera, Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso, mostraba su intención de que Fernández Díaz, al que definió “el Vito Corleone sin honor” diera explicaciones junto a sus “lacayos”.

PP: “El PSOE hace el trabajo sucio a ERC y a Homs”

El portavoz del grupo popular en la Cámara, Rafael Hernando, ha arremetido contra la petición socialista que será aprobada en pleno, a la que ha calificado como “completamente irresponsable”. Ha señalado que “el PSOE está haciendo en el parlamento nacional el trabajo sucio de ERC y del señor Homs”, y ha insinuado el posible interés de los socialistas en lanzar un órdago independentista para crear un “Gobierno SánchezHoms”.

Hernando ha querido zanjar el asunto alegando que la creación de una Comisión de Investigación crearía un precedente, al investigar hechos ocurridos durante una Legislatura anterior. En su opinión, esto hará que “a partir de ahora esta Cámara pueda investigar sobre cualquier cosa que tuviera lugar en legislaturas anteriores”.