El BBVA ha aportado al juzgado de la Audiencia Nacional que instruye la causa contra Ausbanc y Manos Limpias un centenar de documentos con los que trata de demostrar la «feroz campaña de acoso y desprestigio» que durante los últimos años sufrió por parte de la asociación controlada por Luis Pineda a raíz de la decisión del banco de retirar la inversión publicitaria en las revistas de la organización.

La entidad financiera que preside Francisco González está personada desde el pasado 8 de junio como acusación particular en las actuaciones que dirige el Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional en calidad de perjudicado, al considerarse «víctima» de los delitos que se investigan y por los que tanto Pineda como el líder del colectivo de funcionarios Manos Públicas, Miguel Bernad, se encuentran en prisión provisional desde mediados del pasado mes de abril a raíz de la operación Nelson. En concreto, sobre el líder de Ausbanc pesan los cargos de extorsión, amenazas, organización criminal, estafa, administración desleal y fraude de subvenciones.

En un escrito fechado el pasado 19 de septiembre, al que ha tenido acceso El Independiente, el banco pone a disposición del instructor un total de 105 documentos para acreditar la «publicidad denigratoria» realizada contra la entidad y sus directivos en publicaciones del grupo Ausbanc entre febrero de 2007 y marzo de 2016.

«El BBVA tiene problemas graves por resolver». «Nos acercamos al abismo. La tormenta perfecta». «FG pierde los papeles de los clientes». «BBVA, un banco con riesgo alto». «¡Cuidado! BBVA se viene abajo». «BBVA, de peligro a catástrofe». «FG da la vuelta al mundo en BBVA… y casi lo hunde». Son algunos de los titulares de informaciones publicadas en las revistas de Ausbanc a raíz de que el banco decidiera en 2007 reducir a la mitad el gasto en publicidad y que forman parte de la recopilación que la entidad financiera ha facilitado al juez.

El banco denuncia que Ausbanc utilizaba sus revistas «como caja de resonancia»

El BBVA considera que aquella decisión provocó «un notable cambio de tratamiento informativo» por parte de Ausbanc, que fue más allá cuando en el primer trimestre de 2008 decidió suspender la relación con la organización controlada por Luis Pineda. «Se utilizó a los medios del grupo Ausbanc como caja de resonancia», expone el banco en el escrito.

La entidad financiera detalla cómo a mediados de 2009 Ausbanc volvió a dedicarle nuevamente «ciertas referencias positivas» al vislumbrar «la oportunidad de volver a entablar colaboraciones» tras la salida del anterior director de Comunicación del BBVA, lo que explicaría que en noviembre una revista del grupo titulara: «BBVA: la mejor cantera de directivos». Fue un espejismo: en septiembre de 2012 volvió Pineda a intensificar la campaña al ser «consciente» de que «no iban a dar fruto» las propuestas de colaboración después de que el banco solicitara información documental sobre el «efectivo destino filantrópico de los fondos entregados».

La remesa entregada al juzgado incluye también una treintena de cartas remitidas a directivos y empleados de BBVA en un intento de poner de manifiesto «el poder que tenía para favorecer o perjudicar a la entidad frente a la opinión pública» y, en definitiva, recuperar la colaboración para que el banco apoyara diversos actos benéficos y eventos promovidos por Ausbanc. Algunas de esas misivas tenían como destinatario al propio Francisco González.

Tuits «altamente ofensivos»

La demostración de la «campaña de acoso» que trata de acreditar el BBVA se completa también con la presentación de «toda clase de denuncias infundadas ante autoridades judiciales o administrativas» -de la que se aportan algunos ejemplos-, impugnaciones de juntas generales y una selección de 14 tuits -protocolizados notarialmente- lanzados por Luis Pineda a través de la red social con «mensajes denigratorios» y «altamente ofensivos». El banco reproduce algunos de los comentarios: «El BBVA hurta a los clientes, financia minas antipersonas y desahucia a familias. Es pesadilla». «La mafia tiene los mismos principios, lo único importante es ganar dinero como sea. Es BBVA, adelante. Ahora ni luz ni Liga BBVA». «BBVA casi no paga impuestos. Chanchullos y contabilidad creativa. Pero reparte el doble de dividendo». «El juez que se atreva con el BBVA de FG será encumbrado. Devolverá la dignidad a la judicatura. Y se está gestando como una mariposa».

Fue a raíz de una denuncia del banco cómo la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición acordó el 28 de marzo de 2014 la expulsión de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios-Ausbanc Consumo» del Registro Estatal de Asociaciones de Consumidores y Usuarios por falta de «independencia y transparencia».