Pablo Crespo, el lugarteniente de Francisco Correa en la trama Gürtel, ha presentado una nueva recusación con el fin de evitar que comience el juicio contra esta red de corrupción vinculada al PP previsto para el próximo martes. Su abogado, Miguel Durán, ha pedido que el juez Javier Martínez Lázaro no resuelva la anterior recusación presentada contra el magistrado José Ricardo de Prada, que es uno de los tres integrantes del tribunal que va a enjuiciar este caso.

La nueva recusación ha sido presentada cuando se ha conocido que Martínez Lázaro tiene en sus manos dar carpetazo a la recusación contra De Prada si considera que la misma es infundada. Durán ha pedido que aparten a De Prada por ser amigo de Baltasar Garzón, el primer instructor de esta causa y que ha sido condenado a 11 años de inhabilitación por autorizar unas escuchas en la cárcel de Crespo y Correa con sus abogados.

Denuncia ante el Colegio de Abogados

Además, el letrado acusa a la hija de De Prada de estar vinculada con el letrado Gonzalo Boyé, que ejerce la acusación en otras piezas de esta trama como los papeles de Bárcenas. Precisamente, Boyé ha denunciado a Durán ante el Colegio de Abogados de Madrid por «difamación» y por solicitar a la Audiencia Nacional que investigue su despacho para establecer la relación con la hija del magistrado recusado. Para este letrado esta pretensión «busca amedrentar o coartar «su independencia» y «libertad» por actuar contra el PP en otras piezas de ‘el caso Gürtel’.

En la nueva recusación se esgrime que Martínez Lázaro es amigo personal de Garzón y de De Prada por lo que tiene un interés directo en este proceso.También se alega que le mueve una enemistad manifiesta hacia Crespo por ser la persona, que junto a Correa, logró en el Tribunal Supremo que condenaran a Garzón.

Además, subrayan que este juez fue vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PSOE que fue uno de los argumentos que el pleno de la Audiencia Nacional usó para apartar de este juicio al magistrado Enrique López quien fue designado por el PP para este mismo cargo en el 2000.

Un juicio con el PP y el PSOE en dos bandos

El letrado justifica estas actuaciones por la importancia de este juicio que «no es un procedimiento cualquiera puesto que en el mismo se encuentran» en bandos distintos «los dos principales partidos políticos de este país», el PP como acusado y el PSOE como acusación.

Asimismo, el abogado advierte de que pedirá la nulidad de actuaciones si no logra sus objetivos y critica que se estén «forzando los plazos» en la tramitación de estos incidentes «para que la inadmisión se tome con anterioridad a la celebración del juicio».

Los plazos

Este viernes estaba previsto que Martínez Lázaro diera a conocer su decisión. Sin embargo, este incidente se lo impedirá, ya que la sala tendrá que dar otro plazo a las partes para que se pronuncien sobre esta nueva recusación por lo que el inicio de este juicio, en el que ocuparán banquillo 36 acusados y otras 25 personas como responsables a título lucrativo, está en el aire. La exministra de Sanidad Ana Mato será una de las acusadas para responder a título lucrativo por los delitos cometidos por su exmarido Jesús Sepulveda en esta red.