La mayoría de los acusados ha pedido a los jueces que les dispensen de acudir a todas las sesiones del juicio del ‘caso Gürtel’ e incluso algunos abogados han pedido apuntarse a esta posibilidad. El abogado de Ángel Sanchís hijo, José Ignacio Rodríguez, ha solicitado que su cliente se una a esta vista por videoconferencia desde Argentina «aunque tenga que levantarse a las cuatro de la mañana por el cambio horario».

En la segunda sesión de este juicio los letrados han seguido reclamando la nulidad de las actuaciones o la suspensión hasta que tengan tiempo de examinar los últimos documentos aportados por la fiscalía en la primera sesión.

Bloqueo de cuentas

Suiza es otro de los temas recurrentes en las alegaciones. Todos insisten en que no se puede usar la documentación aportada por las autoridades helvéticas salvo el abogado del extesorero del PP Ángel Sanchís que ha pedido a los jueces que reclamen información a ese país sobre su cliente.

Otros abogados han criticado el bloqueo de las cuentas de sus clientes y uno de ellos, José Lozano, letrado de Iván Yáñez, ha revelado que su minuta alcanza los 10.000 euros al mes, por lo que ha pedido a los jueces que se liberen estos fondos. El presidente del tribunal, Ángel Hurtado, le ha interrumpido porque la minuta «no se plantea en una cuestión previa».

Las previsiones

Este miércoles está previsto que terminen las defensas y mañana tendrán turno de réplica las acusaciones. Los abogados de los tres arrepentidos, Jacobo Gordón, Alfonso García Pozuelo y Roberto Fernández no han planteado cuestiones previas tan solo han reclamado que se permita ausentarse a sus clientes de esta vista.

Los acusados siguen como pueden estas tediosas sesiones y algunos como Gemma Matamoros, esposa de Guillermo Ortega (exalcalde de Majadahonda) se han dado a la lectura mientras los letrados que ya han intervenido se entretienen con sus Mac. Las manzanas mordidas dominan los estrados.